Formas de controlar tus gastos de fiestas si tienes hijos

Formas de controlar tus gastos de fiestas si tienes hijos

General Planificación y Presupuesto

Pregúntales a tus hijos lo que esperan para las fiestas, y es probable que escuches una respuesta que gira en torno a conseguir todo lo que desean en su lista de regalos. Esa puede ser la razón por la que casi la mitad de los padres se sienten presionados a gastar más de la cuenta en regalos.

Como padres, sin embargo, saben que lo que hace que las fiestas sean especiales son la buena comida, las experiencias memorables y el tiempo que pasan con la familia – es sólo que la mentalidad de “menos es más” puede ser difícil de vender a los niños que han pasado todo el año pensando en la navidad.

Pero es posible tener unas fiestas económicas que sean más significativas, en lugar de sólo “más”. Si deseas evitar gastos excesivos en las fiestas sin sacrificar la magia de las fiestas, estos consejos te pueden ayudar.

  1. Gestiona las expectativas

Una adolescente con el corazón puesto en un cambio de celular seguro que se sentirá decepcionada si en su lugar recibe ropa nueva (incluso si es exactamente de su estilo). Así que pide las listas de deseos de tus hijos con meses de anticipación, de esa manera, todavía tienes tiempo para elaborar un presupuesto o reformular sus expectativas si, por ejemplo, sabes que un regalo particularmente costoso no llegará bajo el árbol a tiempo.

Si las listas de tus hijos incluyen varios de los mismos tipos de artículos, sugiéreles que prioricen lo que consideran el regalo principal. También es prudente hablar de la calidad frente a la cantidad: Algunos niños preferirían abrir un gran regalo, mientras que otros prefieren la diversión de bucear en varias cajas, incluso si esos artículos no son tan caros. Establecer el escenario por adelantado puede ayudar a asegurar que todos disfruten de una visión compartida de las fiestas.

  1. Repartir los regalos durante todo el año

Es fácil sentirse agotado financieramente en diciembre porque todos tus gastos están siendo concentrados en un momento. Así que, ¿por qué no intentas repartir el amor en los 12 meses? No sólo aliviarás las preocupaciones de la billetera de fin de año, sino que también mantendrás la alegría fluyendo durante todo el año. Aquí hay algunas maneras de hacerlo.

Si tus hijos son del tipo que puede apreciar la anticipación, planifica con ellos el momento en que podrás dar lo que te pidieron.

Si tienes un hijo que es coleccionista, difundir el amor es fácil. Si coleccionan algo que sale regularmente, consígueles uno para las fiestas y luego programa cuando les darás uno nuevo.

Planea un año entero de actividades divertidas y envuelve un detalle que signifique cada uno de los lugares a los que puede ir, como un folleto para el museo de los niños o una servilleta de su heladería favorita.

Escoge 12 tiendas de ropa que le gusten a tu adolescente y envuelve una caja de cada una. Cada mes, él o ella puede elegir un lugar para que los dos vayan juntos para hacer una compra. Es una gran manera de asegurar un poco de tiempo mensual juntos mientras estás estirando su presupuesto de ropa.

  1. Introducir la “regla de los 4 regalos”

Puedes haber visto esta idea flotando en redes sociales durante los últimos años. Diles a tus hijos que enumeren cuatro regalos: algo que quieran, algo que necesiten, algo para vestirse y algo para leer, y que se comprometan a darles sólo esos cuatro regalos. Las categorías “querer”, “necesitar” y “vestir” pueden ser tan extravagantes o moderadas como lo ordenes en tu presupuesto.

  1. Aprovecha las fiestas para planificar las vacaciones del próximo año

Si tu familia toma vacaciones de verano o en algún feriado, considera usar la navidad para “regalar” la gran revelación de las siguientes vacaciones. Dales algunas pistas primero para que se convierta en un juego de adivinanzas. Los niños esperarán ansiosos sus vacaciones y pueden ir planificando los detalles en grupo los próximos meses. Piensa en ello como el regalo más grande y emocionante que les harás, así como una nueva tradición familiar que pueden esperar para las próximas fiestas.

4 formas para evitar descontrolarte en los gastos de fiestas

4 formas para evitar descontrolarte en los gastos de fiestas

General Planificación y Presupuesto

Cada año los centros comerciales y tiendas comienzan a promocionar sus ventas navideñas más temprano. No es raro encontrarse que desde el mes de octubre ya se invita a la gente a hacer sus compras de las fiestas de diciembre.

Mientras esto sucede, ¿por qué no crear estrategias sobre todas las formas en que puedes evitar gastar más de lo debido en las fiestas?

Los gastos excesivos de la temporada pueden poner en aprietos tu presupuesto, pero esto puede evitarse. Estos consejos te pueden ayudar.

 

  1. Haz un presupuesto de fiestas

Comienza con los estados de cuenta de la tarjeta de crédito de la temporada de fiestas del año pasado y los estados de cuenta bancarios. Haz una lista de todos tus costos potenciales para este año y estima cuáles subirán o bajarán con respecto a los del año pasado. Recuerda que debe haber algo más que regalos en esta lista; incluye gastos como viajes, decoraciones, gastos en restaurantes, etc.

Si tu cálculo te pone en números rojos, ponte estratégico. ¿Todo el mundo en tu lista debe realmente recibir un regalo? ¿Podrías empezar una nueva tradición del amigo secreto entre tus familiares, o acordar que sólo los niños reciban regalos este año? Lo bueno de comenzar tu presupuesto temprano es que todavía hay tiempo para ser creativo.

Y aquí hay una pista para el próximo año: Empieza a reservar algo de dinero para los días festivos en una cuenta de ahorros especial con meses de anticipación. Al empezar temprano, tendrás dinero en efectivo listo para cuando lleguen las fiestas.

  1. Evita la compra por impulso

Esta es una historia familiar: Tienes tu lista de compras ordenada, pero luego te das cuenta de todas las cosas que necesitas absolutamente ahora mismo. (Y por “necesidad”, realmente queremos decir “deseas tener”.)

Mantente concentrado. Muchas veces aquellos que persiguen las ofertas son más propensos a gastar más de lo que anticipaban para las fiestas. Sigue tu lista al pie de la letra y evita el atractivo de la etiqueta roja de descuento.

  1. Considera pagar todo en efectivo

Sabemos que es muy fácil pasar tu tarjeta cuando estás corriendo por el centro comercial. Pero si el endeudarse durante las fiestas es un patrón que se repite, considera comprometerte a pagar todo en efectivo, por lo menos durante la temporada navideña. Para muchas personas, el manejo del dinero físico hace que el gasto se sienta más tangible y hace que valores más lo que estás comprando.

  1. Canjea tus recompensas

¿De qué sirven las recompensas de las tarjetas de crédito si aproximadamente un tercio de nosotros nunca las canjeamos? Mira si puedes compensar cualquiera de tus gastos de viaje, alimentos o regalos utilizando los puntos que has ganado a través de recompensas de tarjetas de crédito o programas de lealtad. Tal vez esas millas que has estado acumulando puedan ayudarte a pagar un boleto de avión para tu familia política, o tus puntos de tarjeta de crédito pueden cubrir el costo de algún regalo. Deja que tus recompensas se encarguen de los costos grandes o pequeños para que puedas estresarte menos sobre su presupuesto y centrarte más en crear recuerdos con tus seres queridos.

Planificación financiera para personas solteras

Planificación financiera para personas solteras

General Planificación y Presupuesto

Autora: Michelle Guerrero

Los millennials no tienen apuro en casarse. De acuerdo con estadísticas, en el 2016 menos del 40% de millennials contrajeron matrimonio. Cada vez hay más personas solteras cuando comienzan a planificar sus finanzas. Después de todo, ser soltero no significa que tengas que posponer grandes objetivos como comprar una casa, ahorrar para tu jubilación o incluso tener hijos. Solo tienes que planificar más estratégicamente la forma en cómo lo vas a hacer.

Tener menores ingresos puede ser un desafío, asimismo ser soltero introduce más riesgos dentro de tu plan financiero. Si formas parte de una pareja de casados con dos ingresos, y uno pierde su trabajo, la otra persona aún puede llevar ingresos al hogar. Pero si estás soltero y pierdes tu trabajo, no tienes un compañero que te ayude. Por esta razón, la panificación para personas solteras no solo es asegurar que eres cuidadoso con tu presupuesto y ahorros, sino también planificar para las cosas que pueden ir bien o mal.

Te presentamos algunos hitos financieros importantes, y cómo debes prepararte para ellos cuando te encuentras soltero.

Comprar una casa

El beneficio de comprar una casa mientras estás soltero es que puedes decorarla de acuerdo con tus gustos; pero comprar una casa solo también representa ciertos desafíos.

Ahorrar para el pago inicial puede ser difícil con un ingreso. Una forma de ahorrar para este pago es establecer un monto mensual y este sea debitado automáticamente de tu cuenta.

También tendrás que calificar para un préstamo hipotecario basado solo en tus ingresos y puntaje de crédito. Así que asegúrate de que tu puntaje de crédito sea de primera categoría para que califiques para los mejores términos de préstamo.

Finalmente, recuerda solicitar un seguro de incapacidad y contar con un fondo de emergencia antes de comprar tu casa. De esta forma, si no te encuentras en capacidad de trabajar o te despiden, aun podrás pagar tu préstamo hipotecario.

Tener hijos

Si quieres tener hijos en algún punto, ya sea que te encuentres o no en pareja, puedes planificar con anticipación para que estés mejor preparado financieramente. Por ejemplo, si piensas que la fertilización in vitro o la adopción son una opción, es importante que conozcas los costos y planifiques. Una vez que tengas hijos, es probable que el cuidado de los niños sea un elemento importante del presupuesto; incluso puedes considerar mudarte cerca de tu familia que podría ayudarte con el cuidado de tus hijos.

A demás de tu fondo para emergencias y seguro de incapacidad, como padre/madres y particularmente si planeas ser un padre/madre soltero/a, es crucial que cuentes con un seguro de vida. Algunos padres solteros incluso prefieren establecer un fondo fiduciario en donde se indique cuánto dinero va a recibir su hijo. Por ejemplo, por medio de este fondo el niño puede recibir un monto de dinero cada año hasta que cumpla 25 años.

Si no planeas tener hijos hasta que conozcas a alguien, aún puedes comenzar a planificar tu seguro de incapacidad y vida. Adquirir estos seguros cuando eres más joven y saludable puede ayudarte a obtener mejores tarifas.

Ahorrar para tu retiro

Debido a la magia del interés compuesto, mientras más temprano empieces a ahorrar para una meta, es mejor. Para las personas solteras es importante que consideren una persona que les cuide en su vejez como parte de su plan de retiro, ya que no cuentan con el apoyo de una pareja.

Todos estos objetivos financieros pueden cambiar drásticamente si te casas o tienes una pareja a largo plazo, pero eso no es algo de qué preocuparse. Lo bueno de ahorrar es que el dinero y los planes son flexibles. Eso es lo bueno de planificar con anticipación, te estás preparando para los hitos financieros de la vida sin preocupaciones, pero también estás creando un colchón que puede ayudarte a alcanzar objetivos en común en el caso de que tengas pareja en el futuro.

Fuente: Northwestern Mutual

Administra tus gastos adicionales durante tu vida universitaria

Administra tus gastos adicionales durante tu vida universitaria

General Planificación y Presupuesto

Cuando se trata de calcular cuánto te costará la universidad, la matrícula y la pensión son solo el comienzo. Administrar los gastos universitarios con cuidado y planificar la forma de pagarlos puede reducir la probabilidad de gastar de más y de acumular una deuda innecesaria. Te damos unos consejos para que puedas identificar aquellos gastos universitarios adicionales.

  1. Analiza tus gastos principales. La matrícula no es lo único que debe planificar. Algunos otros gastos que debes incluir en tu presupuesto universitario anual son: Comida y vivienda (si no vives con tus padres), libros y suministros, gastos personales, y transporte.
    1. Vivienda y comida: costos de una residencia estudiantil o de un apartamento, agua, electricidad/gas, cable, Internet, teléfono, supermercado, snacks y comidas en restaurantes.
    2. Libros y materiales: libros, materiales para la universidad, tarifas por uso laboratorios o instalaciones, y computadora.
    3. Gastos personales y transporte: ropa, lavandería, artículos de higiene, cortes de cabello y entretenimiento.
    4. Varios: primas de seguro, teléfono celular, gastos de salud.
  1. Identifica las áreas en las que puedes reducir tus gastos o ganar más dinero
    1. Evalúa si es menos costoso vivir en una residencia estudiantil o fuera del campus. Considera la posibilidad de compartir los costos por concepto de vivienda y comida durante todo el tiempo que asistas a la universidad para ayudar a disminuir los gastos totales de la universidad.
    2. Compra libros usados o utiliza los libres de la biblioteca.
    3. Camina, anda en bicicleta o usa el transporte público en lugar de ir en auto, y así reducirás los gastos de gasolina y estacionamiento.
    4. Aprovecha los descuentos para estudiantes en restaurantes, entradas para el cine o transporte con tu tarjeta de identificación estudiantil.
    5. Considera limitar la cantidad de veces que sales a comer en restaurantes.
    6. Evita los gastos innecesarios, como los cargos por devolver libros con retraso a la biblioteca y las multas de estacionamiento.
    7. Planifica tus cursos minuciosamente. Regresar a la universidad un semestre más para tomar ese último curso obligatorio es costoso.
    8. El estudio combinado con trabajo, los empleos en el campus o los trabajos de tiempo parcial son ejemplos de posibles maneras de compensar algunos de estos gastos adicionales.

 

  1. Establece un presupuesto

Una vez que tengas una idea más acertada de cuánto te costará la universidad, establecer y ceñirse a un presupuesto real podrá ayudarte a vivir dentro de sus posibilidades. Un presupuesto donde identifiques tus ingresos y gastos te permitirá visualizar en qué estás gastando tu dinero (alquiler, libros, gasolina) y cuáles son tus fuentes de ingresos (trabajo de tiempo parcial, ahorros). Si estás gastando menos de lo que ganas, estás en excelentes condiciones. Sin embargo, si tus gastos superan tus ingresos, sería conveniente analizar qué gastos podrías recortar, o cómo podrías hacer para obtener más ingresos.

 

Si recién estás comenzando a estudiar en la universidad, es posible que sea la primera vez que afrontes la responsabilidad de administrar tu presupuesto. Al contar con un plan para administrar tus gastos universitarios, podrás prepararte mejor para afrontar esta nueva responsabilidad.

 

Fuente: Wells Fargo

¿Qué es un plan financiero?

¿Qué es un plan financiero?

General Planificación y Presupuesto

Piensa que el plan financiero es un mapa. Este plan integra a tus finanzas de forma holística y desglosa lo que necesitas hacer para conseguir tus metas, tomando en cuenta todas tus obligaciones. Y, cuando algo imprevisto suceda, tu plan financiero te ayuda a recalibrar tus finanzas. Un plan financiero incluye:

  • El monto que necesitas ahorrar para tu retiro
  • Cuánto debes tener en un fondo para emergencias
  • Lo que debes ahorrar para alcanzar metas grandes y pequeñas, como comprar un auto nuevo, vacaciones familiares o pagar la educación universitaria
  • Consejos sobre qué productos de ahorro e inversión te pueden ayudar a conseguir tus metas
  • Los tipos de seguros que te ayudarán a proteger a tu familia, tus ingresos y activos
  • Cómo puedes pagar tus deudas, como tus saldos en la tarjeta de crédito o un crédito hipotecario.
  • Un presupuesto que te indique cómo usar tus ingresos para cubrir tus gastos y ahorro, sin dejar de cubrir algún deseo que tengas
  • Un testamento que considere tus deseos para tu familia y activos después de tu muerte

El plan financiero lo puedes construir tú o puedes pedir la ayuda de un experto en finanzas personales que te puede ayudar a organizar, priorizar tus metas y ofrecer ayuda en decisiones para cubrir tus necesidades.

Cuando tu plan esté listo, llega la hora de implementarlo. Pero, recuerda que la vida cambia, así que tu plan necesitará ajustes. La vida tiene giros inesperados, la planificación financiera te ayudará a prepararte y asegurar que tu dinero te ayuda a conseguir tus metas individuales y familiares.

¿Qué es la planificación financiera?

¿Qué es la planificación financiera?

General Planificación y Presupuesto

Piensa sobre la última vez que hiciste un viaje grande. Es muy probable que en lugar de subirte al auto para ir de punto A a punto B, hubo toda una planificación por detrás: buscaste la mejor ruta, elegiste donde hospedarte, seleccionaste sitios que querías conocer y elegiste opciones alternas en caso de que una vía estuviera cerrada o te encuentres con mal clima.

La planificación financiera es como prepararse para un gran viaje, el punto A es tu situación financiera actual y el punto B eres tú en el futuro, alcanzando tus metas con la ayuda de ciertas decisiones financieras acertadas. Tendrás que desviarte del camino planeado, ya que te puedes encontrar con ciertos obstáculos como perder el empleo o tener que hacer un mantenimiento imprevisto a tu casa, pero con la planificación apropiada podrás llegar a tu destino final.

¿En qué te ayuda la planificación financiera?

La planificación financiera te puede ayudar a conseguir tus metas y conseguir hitos en tu vida, como, por ejemplo:

  • Casarte
  • Comprar tu primera (segunda o tercera) vivienda
  • Hacer que tu familia crezca
  • Pagar tus deudas
  • Mandar a tus hijos a la universidad
  • Comenzar un negocio
  • Vivir la jubilación que sueñas
  • Proteger a tu familia si algo llegase a pasarte
  • Heredar tus activos a tus hijos

Una vez que tengas claras tus metas y la ubiques en una línea de tiempo para alcanzarlas, la planificación financiera te ayudará a hacer lo que necesitas para conseguirlas. Debes analizar tu nivel de ingresos, gasto y ahorros para evaluar tus decisiones y hacer los cambios necesarios para asegurar que te mantengas en el camino.

5 maneras de sentirse menos estresado sobre tus finanzas

5 maneras de sentirse menos estresado sobre tus finanzas

General Planificación y Presupuesto

Autora: Michelle Guerrero

Cuando piensas acerca del dinero, ¿cómo te hace sentir? Si eres como la mayoría de las personas, tu respuesta probablemente esté más cerca a “estresado”, el 54% de las personas indican que pensar en sus finanzas, los hace sentirse ansiosos.

La buena noticia es que posiblemente tu estrés tiene menos que ver con tu situación financiera actual y más con tu confianza para administrar tu dinero. Casi 9 de cada 10 personas indican que nada los hace más felices que saber que sus finanzas están en orden. Estos cinco consejos pueden ayudarte a tomar las riendas de tu dinero y sentirte menos estresado por tus finanzas.

  1. Enfócate en las metas que son más importantes para ti

Seguro, hay cientos de que cosas que quieres hacer con tu dinero, pero intentar hacer todas al mismo tiempo puede ser abrumador.

En lugar de sentir que no estás haciendo ningún progreso porque te estás enfocando en todo, considera concentrarte en tus metas más importantes, mientras equilibras lo que te hace feliz hoy con lo que te hará sentir seguro en el futuro.

Por ejemplo, si mueres por cambiar tu vehículo, pero necesitas una semana en la playa, entonces puede tener sentido recorrer algunos kilómetros más en tu vehículo actual para que puedas tener tus vacaciones deseadas. O si el estrés de no ahorrar lo suficiente para tu jubilación te mantiene despierto por la noche, entonces puede ser el momento de aumentar el dinero que destinas a tu jubilación, incluso si es solo el 1 por ciento.

Al pensar en tus metas financieras debes sentirte feliz y no ansioso. Centrarte en unas pocas que despierten tu mayor alegría puede hacer que te sientas más motivado para lograr tus metas.

  1. Desglosar tus metas

¿Qué se siente menos abrumador? Saber que necesitas ahorrar $5000 para arreglar tu patio o saber que al ahorrar $417 al mes significa que tendrás un lugar mejorado para el próximo año para pasar tiempo de calidad con tu familia y amigos.

Al desglosar tus metas, las hace sentir más alcanzables y te ayuda a descubrir lo que necesitas hacer para alcanzarlas. Ya sea que estés intentando ahorrar para un viaje o terminar de pagar una deuda, separar tu meta en montos pequeños te puede ayudar a que se sienta más alcanzable.

  1. Automatizar tus ahorros y pagos

Ahora que estás centrado en tus objetivos favoritos y los has desglosado, es hora de darte un poco de ayuda adicional para alcanzarlos. ¿La forma más fácil? Automatizar. Configura una transferencia automática de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros por el monto que desees ahorrar cada mes. De esa manera, no gastarás este dinero.

Lo mismo ocurre con el pago de una deuda. Si has estado gastando el saldo de tu tarjeta de crédito, calcula el tiempo que tomará pagar tu deuda, y luego define un monto de pago por mes.

Claro que, no debes olvidarte de tus finanzas, pero para las metas grandes que puedes desglosar en montos pequeños, la automatización te puede ayudar a alcanzarlas con menos estrés.

  1. Protégete a ti mismo

Parte de sentirte seguro acerca de tu dinero, incluye saber que tu familia y tú están preparados para una emergencia financiera. Esto es lo que puedes hacer para tener esa tranquilidad adicional.

Construir un fondo de emergencia: para la mayoría de las personas, tener 3 meses de su sueldo en una cuenta de ahorros de emergencia debería ser suficiente para asegurarse de que estar cubiertos en el caso de una emergencia financiera. Aquí te indicamos como comenzar un fondo de emergencia.

Obtén el seguro adecuado: seguro cuentas con seguro de auto y de vivienda. Pero ¿tienes un seguro de incapacidad para proteger tus ingresos en caso de enfermedad o lesiones que te mantengan sin trabajar por un tiempo? ¿Tienes el seguro de vida que necesita para cubrir los gastos de tu familia, ahora y en el futuro? Evalúa la cobertura de tu seguro actual para ver si es suficiente.

  1. Elabora un plan financiero

Adivina qué: si has hecho algo de lo anterior, entonces ya has tomado medidas para elaborar un plan financiero. Un plan financiero es tu mapa para alcanzar tus objetivos. Una vez que has implementado un plan, vas a sentir menos estrés, al tener en cuenta tus prioridades financieras.

Si no estás seguro qué pasos debes seguir desde aquí, considera hablar con un profesional financiero. Quien te puede ayudar a hablar acerca de tus prioridades, trabajar contigo a medida que las mismas cambien, y ayudarte a sentir feliz sabiendo que estás progresando en tus metas.

Organiza tus finanzas con una aplicación móvil

Organiza tus finanzas con una aplicación móvil

General Planificación y Presupuesto

Autora: María Emilia Romero

Hoy en día el mundo gira alrededor de la tecnología la cual se ha convertido en un factor de desarrollo que simplifica, facilita y automatiza los procesos. Gracias a la tecnología el celular inteligente más conocido como smartphone es el dispositivo electrónico más utilizado por las personas alrededor del mundo, lo que ha permitido que las aplicaciones o Apps se desarrollen e innoven constantemente.

Según la Encuesta de Tecnología del INEC (2017), en Ecuador el 37,2% de las personas mayores de 5 años tienen un smartphone; siendo la población con mayor tenencia de smartphones el grupo de 25 a 34 años con el 62,7% seguido por el grupo de 16 a 24 años con el 57,4%.

Existen Apps para todas las edades, preferencias e intereses, aunque la mayoría de las Apps son gratuitas algunas requieren un costo. Un segmento que ha tomado valor es el relacionado con las Finanzas. Debido a que las tareas diarias ocupan parte de nuestro tiempo y muchas veces las personas u hogares no mantienen un registro a detalle de los gastos realizados en el día o inclusive al mes, lo que desequilibra sus finanzas. Es así como las Apps para Finanzas cumplen un rol fundamental, ya que permiten a los usuarios:

  • registrar todas sus transacciones (gastos, ingresos fijos o extras) instantáneamente,
  • facilitar el ingreso de la información,
  • categorizar la información, y
  • visualizar su situación financiera de forma diaria, semanal y/o mensual.

Tipos de Apps que existen en el mercado:

  • Aplicaciones para llevar un registro de gastos: identifican cuánto se gasta dentro de cada categoría y visualiza el gasto más predominante.
  • Aplicaciones para crear presupuestos: crean presupuestos de forma mensual, semanal o diario y planifican el uso del dinero (ahorro, gastos necesarios y gastos extras).
  • Aplicaciones para llevar cuentas de grupo: su uso es frecuente en la organización de un evento que involucra el pago de una cuota, contabiliza el dinero entrante, saliente o el excedente (déficit).
  • Aplicaciones para administrar créditos: calculan los intereses de los préstamos y se puede configurar las fechas de vencimiento de los pagos de las deudas y tarjetas de crédito con el fin de evitar retrasos y descontrol de finanzas por cargos adicionales.

Recuerda que, el uso de las Apps financieras es sencillo pero el éxito de estas radica en el hábito del usuario para realizar los registros en el momento adecuado y por el monto exacto. Por lo que se requiere que seas constante y organizado así el control, manejo y visualización de tus finanzas será sencillo, real y fácil, y estará a un solo clic de tu smartphone. Convierte su uso en una costumbre diaria y notarás la diferencia en tus finanzas.

Lo que puedes aprender si rastreas tus gastos por un mes

Lo que puedes aprender si rastreas tus gastos por un mes

General Planificación y Presupuesto

Conoce qué sucede si te propones rastrear tus gastos durante un mes, de la misma forma en que rastreas las calorías ingeridas si estás en una dieta.

Dar seguimiento a tus gastos no es algo nuevo, y es un consejo financiero que muy posiblemente lo has escuchado. Sin embargo, como muchos, es probable que lo hayas ignorado porque no entendías el objetivo de hacer esto y pensabas que tú tienes una buena idea sobre cómo son tus gastos.

Sin embargo, si un día decides ver tu historial de gastos y analizar cuántos estás gastando en diferentes categorías (restaurantes, entretenimiento, vestimenta, tecnología, transporte, golosinas, etc), te vas a dar cuenta cuánto realmente estás destinando a esto. Muchos de estos gastos no tienen nada de malo, pero es muy posible que los hayas subestimado y no tienes una noción de cuánto realmente se te estás yendo en estos gastos. Tal vez, se te está yendo muchísimo dinero, tanto que con ese dinero podrías cubrir semanas de gastos en alimentos en el supermercado, la entrada de un auto y hasta meses de renta.

Por tanto, si decides seguir el consejo financiero y comenzar a registrar cada una de tus compras, vas a ver que es un ejercicio sencillo pero muy potente, y seguro aprenderás algunas lecciones sobre cómo estás gastando tu dinero.

 

  1. Gastar es la solución a los problemas

Para muchos, gastar es la primera solución ante un problema. ¿Necesitas estar en forma? Compra una caminadora que nunca usarás. ¿Necesitas un nuevo estilo? Visita una tienda y renueva tu guardarropa con ropa a la moda. No hay nada malo con gastar, pero se puede volver algo tan normal que no te das ni cuenta cuánto estás gastando.

La simple tarea de escribir con papel y lápiz cada compra que haces, te va a forzar a pensarlo bien antes de comprar. Este ejercicio te va a permitir estar más al tanto de cómo usas el dinero.

  1. Recortar gastos pequeños te puede llevar a ahorrar más de lo que piensas

Ponte a pensar qué pasa si dejas de gastar todos los días $2 en el café de media tarde. Mucha gente pensará cómo puedes llegar a ahorrar si dejas de comprar algo en lo que solo gastas $2.  El problema con esta actitud es pensar que “sólo son $2”. De hecho, este tipo de gastos van sumando y pueden llegar a representar un porcentaje importante en tu presupuesto mensual.

  1. Tener un presupuesto es indispensable

El manejar bien tu dinero comienza con tener un presupuesto. Si primero te pagas a ti mismo, ahorrando un porcentaje de tu ingreso antes de gastarlo, podrás distribuir de mejor forma el dinero en tus diversos gastos, siempre y cuando tengas unos lineamientos sobre cómo gastar. Si no defines reglas, empezarás a gastar  sin medida y cuando pongas atención a las compras que has hecho, te darás cuenta de que más de la mitad fueron solo por impulso. Cuando te vuelves más consciente de tus gastos, te sorprenderás de cuánto espacio puedes tener en tu presupuesto y ahorrar más para conseguir tus metas.

  1. Dar seguimiento a tus gastos por un mes

Hay varias maneras de rastrear tus gastos. Ahora existen aplicaciones en los celulares en las que puedes ir registrando cada gasto por categorías, otra opción es crear una hoja de Excel o escribir en un cuaderno. Después de un mes, analiza en qué gastas diariamente, cada semana o cada mes, e identifica cómo te sientes con estos gastos.

Con esta foto de tus gastos, rétate a ti mismo a gastar menos el próximo mes. No es un ejercicio que tendrás que hacerlo para siempre, pero rastrear tus gastos es una buena forma de modificar tus hábitos y asegurarte de que te tomes conciencia de cómo gastas.

Tomar conciencia es el objetivo de este ejercicio. Será más fácil decidir cómo gastar el dinero que con tanto esfuerzo has ganado, y no significa que nunca más harás una compra por impulso. Para esto, podrás dejar un colchón para gastos no identificados.

Finalmente, tener un equilibrio en tus finanzas es importante. Planifica para esos gastos imprevistos con tiempo para poder cubrirlos, pero da seguimiento a tus compras de vez en cuando y cambia tus hábitos.  Te sorprenderás de cómo podrás reducir tus gastos si eres más consciente de cómo manejas tu dinero.

 

Fuente: www.nyt.com

5 errores que debes evitar cuando viajas

5 errores que debes evitar cuando viajas

General Planificación y Presupuesto

Si eres de las personas que les gusta viajar, toma en cuentas estos errores que son fáciles de cometer para que los evites la próxima vez y no afectes tu presupuesto de vacaciones.

  1. Cambiar dinero en el aeropuerto

Generalmente, cuando llegas a un país con una moneda diferente a la de tu país tiendes a cambiar tu dinero en las casas de cambio del aeropuerto. Esto puede ser un error muy costoso. El problema es que las tasas de cambio y las comisiones son más altas aquí y puedes recibir menos dinero de lo que deberías.

Por ejemplo, podrías gastar unos $60 al cambiar $300. Es decir, podrías gastar un 20% de tu dinero en comisiones.  Es más recomendable sacar el dinero que utilizarás de un cajero automático de una institución financiera del país que visitas ya que el dinero que recibirás será con la tasa de cambio del día, sin comisiones y solo pagarás una tarifa fija por sacar el dinero.

  1. No chequear las tarifas del equipaje

Revisa la cantidad de maletas que podrás llevar de manera gratuita y el costo de cada maleta adicional. En la mayoría de los casos es permitido llevar una maleta de mano y otra maleta grande sin costo. Es decir, si planificas llevar dos o más maletas en carga averigua cuál será el costo adicional, de igual forma si te excedes del peso permitido.

Hay algunas aerolíneas de bajo costo que te permiten llevar solo una maleta de mano, así que deberás consultar el costo de llevar otra maleta y analizar si con estos costos adicionales aún vale la pena comprar el pasaje en esa aerolínea.

  1. Asumir que todas las ciudades tienen fácil acceso a transporte público

No todas las ciudades cuentan con un transporte público accesible para que puedas movilizarte. Muchas ciudades en el mundo no cuentan con metro o un sistema de transporte eficiente para movilizarte. Por lo que puedes terminar pagando mucho dinero en transporte. Planifica con anticipación cómo vas a trasladarte durante tu viaje, y busca las opciones de transporte en la ciudad que visitarás.

  1. Distraerte con una oferta

En algunas ciudades el hospedaje es barato, pero los restaurantes y transporte son muy caros. En otras, la alimentación puede resultar conveniente, pero un cuarto básico en un hotel puede costarte muchísimo dinero.

Al dejarte distraer por una buena oferta, como un pasaje barato, puede ser que no estés tomando en cuenta otros factores que pueden ser muy costosos. De ahora en adelante, antes de comprar un pasaje, primero considera todos los gastos que tendrás en el viaje.

  1. Olvidarte de los detalles

Mientras estás emocionado con tu viaje o con la planificación de este, es fácil olvidarse de detalles importantes. Por ejemplo, revisa si lo que estás pagando por el transporte cubrirá todos los lugares que quieres visitar, o si tendrás que pagar más para visitar un sitio que no está dentro del perímetro de la ciudad.

Revisa siempre los detalles de todos los gastos que estás haciendo. Chequea a detalle la factura en los restaurantes para ver que te estén cobrando por lo que consumiste, mira que los boletos de las atracciones incluyan todo lo que quieres conocer. Revisa siempre unas dos veces los detalles de lo que gastas y evita pagar más de lo que debes.

 

Fuente: www.learnvest.com