Puntos para considerar cuando se acerca la jubilación

Puntos para considerar cuando se acerca la jubilación

General Planificación y Presupuesto

Has estado ahorrando diligentemente para la jubilación durante décadas, y ahora el último día de trabajo se acerca. A medida que empiezas a soñar con pasar los días de semana haciendo tu hobby favorito y los veranos viajando, también puedes empezar a preguntarte si deberías hacer algo diferente con tu dinero.

Cuando te faltan 10 años para jubilarte, normalmente es el momento de empezar a ser más preciso en cuanto a tus objetivos de ahorro y a la forma en que generarás ingresos una vez que dejes de recibir un cheque de pago del trabajo.

Mientras más cerca estés del retiro será más fácil hacer una evaluación completa de dónde estás y dónde estarás cuando te jubiles. Aquí hay algunas cosas que debes hacer al acercarte a la jubilación para asegurarte de que vas por buen camino.

  • CUANDO ESTÉS A 10 AÑOS DE LA JUBILACIÓN: HAZ CÁLCULOS…

Diez años antes de que te retires es un buen momento para empezar a profundizar en los detalles de tu plan de jubilación.

Cuenta todo, incluyendo cualquier pensión, planes de seguro, cuentas de inversión, inversiones en bienes raíces, cuentas bancarias, cuentas de ahorro para la salud e incluso los pagos esperados del Seguro Social. Haz una buena estimación de cuánto es probable que tengas cuando planees jubilarte y cuánto ingreso podrás generar de manera confiable.

Una vez que todo esté contado, es hora de construir tu presupuesto de jubilación. Aquí es donde puedes soñar con todas las cosas que quieres hacer en la jubilación. ¿Harás algunos viajes grandes durante el curso de tu retiro, o planeas hacer dos viajes al año? Empieza a pensar en lo que querrás gastar. ¿Los ingresos que generes te permitirán mantener la vida que quieres en tu jubilación?

Si las estimaciones de lo que tendrás y lo que necesitarás no coinciden, una década suele ser suficiente para hacer algunos cambios. Si tienes que recuperar algo de terreno, realmente tienes tres opciones: recortar gastos, trabajar más tiempo o buscar ganar más dinero. La mayoría de la gente hace una combinación de esas tres cosas.

  • ACTUALIZA TU TOLERANCIA AL RIESGO

A medida que te acerques a la jubilación, tus inversiones deben cambiar para protegerte contra épocas de vacas flacas que podrían poner en peligro tus ahorros para la jubilación.

Diez años antes de jubilarte es un buen momento para empezar a profundizar en los detalles de tu plan de jubilación.

Podrías considerar poner tus ahorros en una póliza a largo plazo o adquirir un bien inmueble para comenzar a percibir ingresos de otras fuentes que te ayudarán durante el retiro.

  • REPITE

A medida que te acercas a la jubilación, digamos, a cinco años, es hora de actualizar tu presupuesto de nuevo. En ese momento, tienes una idea bastante decente de cuánto vas a gastar cada año. Es importante empezar a revisar esos números regularmente y ver si serás capaz de cubrir tus gastos actuales.

  • PREPÁRATE PARA DISFRUTAR DEL SIGUIENTE CAPÍTULO

Cuando pasas tiempo preparando tus finanzas para la jubilación, puedes quitarte una gran preocupación de la mesa al acercarte al día en que dejas de trabajar. Sabrás cómo vas a manejar tus finanzas, así que lo único que te quedará es vivir la vida con todo el tiempo nuevo que tengas para disfrutarla.

 

Fuente: Northwestern Mutual

Comienza a planificar tu retiro soñado

Comienza a planificar tu retiro soñado

General Planificación y Presupuesto

Te has puesto a pensar, ¿cómo es el retiro de tus sueños? Es posible que tengas una idea de cómo quieres sentirte en la jubilación, es decir, menos estresado y libre de hacer todas las cosas para las que no tuviste tiempo mientras trabajabas, pero esas son todavía nociones vagas. Y cuanto más te acerques a la jubilación, más detallada debe ser tu visión; de esa manera, podrás saber mejor si estás en camino de lograrlo.

Por lo tanto, si nunca te has tomado el tiempo de pensar en cómo te gustaría jubilarte, nunca es demasiado tarde para empezar. Esta lista te puede ayudar.

  1. IMAGINA TU JUBILACIÓN

Es muy posible que, por todas tus ocupaciones, apenas puedes encontrar tiempo para planear tus próximas vacaciones, por lo que ni siquiera habrás pensado en tu retiro. Si tienes problemas para afinar tu visión, usa un método para conocer lo que realmente quisieras con las siguientes preguntas:

  • ¿Quién compartirá tu jubilación contigo? ¿Estás planeando la jubilación solo para ti, o con un cónyuge o pareja? Si estás planeando con dos personas en mente, pregúntale a tu pareja cómo es el retiro de sus sueños. Cuanto más cerca estés de la jubilación, más importante es averiguar sus diferencias.
  • ¿Qué quieres hacer en tu tiempo libre? Puede que ya estés soñando despierto con viajar a lugares exóticos, cultivar tu jardín o empezar un nuevo trabajo complementario. Piensa en cómo pasas tu tiempo libre ahora. ¿Quieres tener la libertad de hacer más de lo mismo o quieres buscar nuevas aventuras? ¿Tus actividades serán locales o te llevarán alrededor del mundo?
  • ¿Dónde quieres vivir? Tal vez sueñas con envejecer en tu casa actual, o quieres reducir el tamaño a una casa más pequeña ahora que todos los hijos están fuera del nido. Tal vez la idea de residir en una comunidad de jubilados con actividades en el lugar te atraiga, o te intriga la idea de mudarte al extranjero. Es importante pensar en esto porque el lugar donde vives dictará muchos de tus costos de vida diarios.
  • ¿Cuándo quieres jubilarte? Por supuesto, el momento en que decidas jubilarte no depende necesariamente de ti; los cambios en el trabajo o en tu salud pueden hacer que te jubiles antes de lo previsto. Pero en una situación ideal, ¿cuándo querrías jubilarte? ¿Quieres empezar antes para poder empezar la siguiente fase de tu vida – o prevés trabajar hasta los 70 años o más?
  • ¿Por qué quieres retirarte? Esto puede parecer algo obvio, pero tal vez no busques retirarte en el sentido tradicional. No todo el mundo está emocionalmente preparado para decir adiós a su trabajo y al sentido de propósito que proporciona. Si eso suena a ti, puedes imaginarte tu jubilación no como una parada difícil y más una transición, en la que pasas de trabajar a tiempo completo a tiempo parcial, o de trabajar en una carrera de larga duración a perseguir una nueva pasión.

Cuanto más detallado sea el plan que tengas, mejor podrás formar una verdadera estrategia para la jubilación.

  1. CÓMO PUEDES AYUDAR A QUE ESTO SUCEDA

Una vez que tengas una idea de cómo es tu retiro, es hora de un pequeño chequeo de la realidad del retiro: ¿Tienes un plan para llegar allí? Es común ahorrar y esperar que estés haciendo lo suficiente, pero una verdadera estrategia de jubilación va más allá del ahorro.

Trabajar con un asesor financiero puede ayudarte. Pueden realizar algunas cifras para que determines si estás en camino de mantener el estilo de vida de jubilación que deseas, y ayudarte a evaluar tus opciones si necesitas ponerte al día.

Basándote en tu visión de la jubilación, puedes discutir cuánto necesitarás presupuestar para cubrir tanto los costos discrecionales como los gastos necesarios, como la vivienda y la atención médica. Un asesor también puede elaborar un plan que incluya diversas fuentes de ingresos para la jubilación, como beneficios del Seguro Social, fondos de inversión, anualidades y seguros de vida. El objetivo es ayudar a que tu dinero dure en la jubilación de la manera más eficiente posible.

Por supuesto, tus sueños de jubilación pueden y probablemente cambiarán a través de los años. Un asesor financiero puede ayudarte a proporcionarte una guía sobre cómo evaluar y ajustar tu cartera y fuentes de ingresos si tus objetivos cambian. Con algunas decisiones financieras inteligentes, podrás asegurar que lo que sueñas se haga realidad.

 

Fuente: Northwestern Mutual

El Seguro de Depósitos: Un mecanismo de protección financiera

El Seguro de Depósitos: Un mecanismo de protección financiera

General Sistema Financiero

¿Qué es el Seguro de Depósitos?

El Seguro de Depósitos es un mecanismo de seguridad financiera que protege hasta por un monto de cobertura los depósitos efectuados en las entidades financieras, en caso de que sean declaradas en liquidación forzosa. Estas entidades son bancos, mutualistas y cooperativas de ahorro y crédito, autorizadas por la Superintendencia de Bancos o la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

¿Qué protege el Seguro de Depósitos?

Están protegidos los depósitos en cuentas corrientes, de ahorros, depósitos a plazo fijo u otras modalidades legalmente aceptadas.

¿Qué no protege el Seguro de Depósitos?

  • Los depósitos efectuados por personas vinculadas directa o indirectamente a la entidad financiera.
  • El exceso del monto protegido.
  • Los depósitos en la misma entidad de los accionistas, administradores y miembros del consejo de vigilancia de una entidad financiera.
  • Los depósitos en oficinas del exterior.
  • El papel comercial y las obligaciones emitidas por las entidades financieras.
  • Las inversiones que se realicen en sociedades mercantiles.

¿Cuál es el monto de cobertura del Seguro de Depósitos?

Los depósitos efectuados en una entidad financiera (banco),  están protegidos hasta por el monto de cobertura establecido por la ley, es decir, hasta treinta y dos mil dólares de los Estados Unidos de América (US$32.000). Este valor está vigente a partir del 12 de septiembre de 2014, según lo dispuesto en el Código Orgánico Monetario y Financiero publicado en el Registro Oficial Suplemento 332 de 12 de septiembre de 2014.

Para mayor información sobre la cobertura, exclusiones y pago del Seguro de Depósitos visite: www.cosede.gob.ec

 

CONOZCA MÁS SOBRE EL SEGURO DE DEPÓSITOS:

Guía para que un millenial considere su fondo de retiro

Guía para que un millenial considere su fondo de retiro

Ahorro General

Autora: Michelle Guerrero

En este punto de tu vida, la jubilación probablemente esté tan lejos que es difícil pensar en eso.
Después de todo, tienes mucho que lograr mientras tanto. Hay préstamos estudiantiles que debes pagar, para empezar. Pero también hay países para visitar, una carrera para crecer, una casa para comprar y tal vez una familia para comenzar. En serio, es bastante difícil planificar para la próxima semana, y mucho menos dentro de 30 o 40 años a partir de ahora (especialmente cuando estás ahorrando para el pago inicial de una casa).
Pero dar a la jubilación un poco de espacio mental hoy, puede dar buenos resultados para tu futuro. Eso se debe a la belleza del interés compuesto. Básicamente, $100 ahorrados hoy valdrán mucho más en la jubilación que $100 que ahorres dentro de 10 años. Entonces, para comenzar a ahorrar de inmediato, aquí te dejamos una guía para que planifiques para tu jubilación.

  • Ahorra para tu jubilación
    En Ecuador, todas las personas que aportan al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tienen derecho al fondo de pensiones. Puedes acumular tus fondos de reserva, lo cual representa la doceava parte o el 8,33% de tu sueldo. Las personas que ahorran estos fondos reciben una tasa de interés del 6,75%.
    Sin embargo, para retirar estos fondos y los intereses ganados, las personas afiliadas deben tener mínimo 36 aportaciones acumuladas.
    A medida que aumente tu salario, puedes destinar un mayor monto de ahorro para tu jubilación. Sin embargo, no te confíes de los fondos que esperas recibir por pensiones del estado, es bueno tener una combinación de ahorros, para que nunca te falte dinero y puedas disfrutar tus últimos días.
  • Paga tus deudas estratégicamente
    Si tienes una deuda (y la mayoría de nosotros las tenemos), puede parecer un peso que te impide alcanzar tus otras metas. Crea un plan para deshacerte de las mismas. Eso significa pagar estratégicamente un poco más que el mínimo cada mes. Sigue así mes tras mes, y es como un interés compuesto a la inversa: tu deuda se reduce cada vez más rápido con el mismo pago. A medida que tu deuda se reduzca, eventualmente tendrás más fondos disponibles para otros objetivos, como ahorrar para tu jubilación, o incluso para viajar.
    Una forma de seguir tu plan de pago estratégico es automatizar tus pagos para que no gastes este dinero en otras actividades.
  • Construye tu red de seguridad
    Una vez que comiences a pagar tus deudas, contribuyas al fondo de pensiones y separes un fondo aparte para tu retiro, puede ser fácil sentir que estás listo para la jubilación. Y si la vida va exactamente como lo planeaste, probablemente estés bien encaminado. Pero la vida puede ser impredecible. Un accidente automovilístico, la pérdida de trabajo o tal vez un susto de salud pueden desviar fácilmente tus ahorros de jubilación.
    Para evitar usar tus ahorros de jubilación, asegúrate de tener seguro de salud, de auto y de vivienda.
  • Disfruta el presente
    Cuando tienes muchas prioridades financieras, puede parecer que no puedes gastar dinero en ti mismo hoy. Pero la planificación financiera y el ahorro para la jubilación no se trata solo de un objetivo lejano. Se trata de equilibrar esos objetivos a largo plazo con las cosas que quieres hoy. Por lo tanto, cuando estés presupuestando lo que contribuirás a tu jubilación, deuda y otros pagos, asegúrate de reservar algo de dinero para divertirte hoy.

Fuente: El Comercio
Northwestern Mutual

¿Cómo recuperarte cuando tu presupuesto de fiestas está en negativo?

¿Cómo recuperarte cuando tu presupuesto de fiestas está en negativo?

General Planificación y Presupuesto

Autora: Michelle Guerrero

Durante las festividades de navidad y fin de año, la mayoría de las personas tienden a gastar más dinero del que ganan; lo cual les lleva a sentirse presionados al momento de pagar sus tarjetas. De acuerdo con la psicología, el hecho de gastar puede implicar una liberación de dopamina, lo que te hace sentir bien.

Cualquiera sea tu razón para gastar, aquí encontrarás un plan que te ayudará a encaminar tus gastos.

Paso 1: Enfrenta el daño

Observar tus gastos te ofrece la oportunidad de asumir tu responsabilidad y descubrir por qué gastaste en exceso, para evitar que esta conducta se repita.

Las personas gastamos de más para satisfacer una necesidad emocional; pero comprar no te ayuda a llenar un vacío emocional.

Una vez que identifiques cuánto has gastado, puedes sentirte orgulloso de ti; puesto que estás tomando las riendas de tu camino para gastar menos.

Paso 2: Determina lo que necesitas

Ya sabes cuánto has gastado, así que ahora, haz una lista de los gastos que aún tienes que pagar.

Haz una lluvia de ideas sobre formas de cubrir tus actividades pendientes sin tener que gastar más. En lugar de comprar ropa nueva para un evento, utiliza la ropa que ya tienes. Si estás organizando una fiesta, conviértela en un evento más pequeño, como un almuerzo o cócteles.

En cuanto a los regalos, confía en algunos trucos mentales. Preséntate en el centro comercial con una lista e intenta no quedarte demasiado tiempo. Después de aproximadamente 90 minutos, las personas se vuelven más propensas a comprar cosas.

Cuando compres artículos en línea, deja los artículos en tu carrito por al menos 24 horas antes de realizar alguna compra. La primera vez que ves un nuevo artículo, vas a sentir mucha emoción y ganas de comprar, pero la segunda vez que ves los artículos, vas a perder el interés. La parte más racional de tu cerebro se activa después de 24 horas.

Paso 3: Cambia el tipo de regalos

Si tu presupuesto para la época de fiestas se acabó, es hora de ser creativo. En lugar de un regalo físico, busca experiencias, como una clase de cocina si sabes cómo hornear o ayudar a un pariente mayor a aprender a usar la tecnología.

Piensa en ello como una forma de establecer nuevas tradiciones. Si tu grupo de amigos generalmente visita un elegante restaurante o concierto, sugiere que este año, todos se reúnan para una actividad de servicio, como envolver regalos para alguna fundación benéfica.

Paso 4: Mejora el próximo año

Mejorarás tus técnicas de compra el próximo año, pero no tienes que esperar un año entero para intentarlo de nuevo. Durante los cumpleaños, la temporada de graduaciones, bodas y más, piensa en las consecuencias a largo plazo de continuar gastando de más.

Considera crear una cuenta de ahorros solo para gastos de vacaciones o solo gastos que surjan varias veces al año, para que ya cuentes con un dinero guardado para la próxima vez que celebres una fiesta. Para hacer esto, calcula cuánto gastas típicamente en este tipo de actividades sociales y luego divídelo en cantidades mensuales manejables que puedas ahorrar. El objetivo es tener suficiente para que en diciembre próximo, tus gastos por las fiestas ya estén pagados.

Fuente: Northwestern Mutual

4 Formas de mejorar el manejo de tus finanzas en enero

4 Formas de mejorar el manejo de tus finanzas en enero

General Planificación y Presupuesto

El Año Nuevo es un momento de cambio, y es probable que ya estés pensando en todas las formas en que puedes mejorar en el año 2020. Pero mientras tienes muchas resoluciones en mente, ¿por qué no te tomas un tiempo para pensar en lo que puedes hacer este mes para mejorar el manejo de tu dinero? Después de todo, el comienzo de un nuevo año (¡y de una década!) es una gran oportunidad para mejorar. Aquí hay cuatro consejos para mejorar tus finanzas en enero.

1. REAJUSTA TU PRESUPUESTO
Si te pasaste un poco con tus compras navideñas este año, no estás sola/o: Más de un cuarto de los consumidores anticiparon que se endeudarían durante las fiestas. Decídete a volver a encarrilar tus gastos echando un vistazo más de cerca a tu presupuesto. ¿En cuánto te has excedido? ¿Hay gastos que puedes recortar en los próximos meses para volver a encaminarte? Mientras lo haces, piensa si el presupuesto del año pasado tiene sentido para los gastos y metas que tendrás en el nuevo año. Utiliza un registro de sus gastos si nos está seguro de adónde va su dinero. Esta información puede ayudarte a elaborar un nuevo presupuesto que puedas cumplir.

2. EMPIEZA A AHORRAR PARA UNA META
Mirando hacia el 2020, pregúntate qué es lo que realmente quieres lograr este año. Si estás decidido a comprar una casa, comenzar una familia o tomar vacaciones, asegúrate de planear cuánto necesitas ahorrar cada mes para llegar allí, y para cuándo. Incluso si tus metas están más en la línea de aumentar tu seguridad financiera, como la creación de un fondo de emergencia o el ahorro para la jubilación, comenzar a ahorrar más temprano que tarde te ayudará a largo plazo.

3. AUMENTA TUS CONOCIMIENTOS FINANCIEROS
Un nuevo año puede ser una gran ayuda para la motivación, y una forma de aprovecharlo es educarte sobre temas financieros que son nuevos para ti o sobre los que necesitas refrescarte. Ya sea que se trate de leer sobre los cambios en la legislación tributaria que podrían impactarte o de repasar tu conocimiento sobre el puntaje crediticio, nunca es demasiado tarde para ser más inteligente con respecto a tus finanzas.

4. HAZ CRECER TU RED PROFESIONAL
Si está pensando en cambiar de trabajo, el comienzo del año es un buen momento para hacer un cambio. Asegúrate de actualizar tu currículum vitae, ya que muchas empresas tendrán sus presupuestos aprobados para el año y estarán listas para contratar. Y procura programar algunas citas para tomarte un café con personas de tu red: el 70 por ciento de los profesionales son contratados en empresas en las que tienen una conexión personal.

 

Fuente: Northwestern Mutual

¿Cómo evitar el agotamiento laboral en el nuevo año?

¿Cómo evitar el agotamiento laboral en el nuevo año?

General

Autora: Michelle Guerrero

Regresar a trabajar en el nuevo año es como recibir las sorpresas del domingo, multiplicadas por 1000.

Todos aspiramos a sentirnos renovados y revitalizados, listos para comenzar de nuevo y alcanzar todos nuestros objetivos.

En realidad, volver al trabajo puede convertirse en una verdadera decepción después de las vacaciones por las festividades donde tuviste tiempo libre, pasaste con tus amigos y familiares y sentiste un espíritu festivo.

Pero esta vez no necesita ser un fastidio. Aquí hay 10 maneras de evitar el agotamiento laboral en enero.

Programa actividades divertidas

Si en tu agenda de trabajo tan solo tienes programadas reuniones y plazos, probablemente no vas a sentir ninguna emoción al revisarla. Incluye en tu agenda actividades divertidas que te motiven a continuar con tus labores. Puedes colocar actividades como el próximo baby shower de alguna de tus compañeras de trabajo o el próximo feriado, de esta forma podrás romper la monotonía. Pero si cuentas con una agenda privada, incluye eventos que no estén relacionados con tu trabajo, como una cena con algún amigo o una escapada de fin de semana.

Tómate un descanso

Todos usamos nuestro teléfono a lo largo de la jornada o hacemos una pausa para prepararnos una taza de café, pero no vemos correcto el tomarnos un poco más de tiempo. ¿Pero adivina qué? No hay de que sentirse culpable. Las investigaciones indican que tomarse pausas a lo largo del día te pueden hacer más productivo, por lo que te recomendamos caminar alrededor del edificio, meditar o disfrutar de tu bebida caliente, pero no respondas correos al mismo tiempo. Después de una pausa real, te vas a sentir listo para continuar tu día.

Flexibilidad de horario

Si te encuentras un tiempo considerable en tu trabajo y has demostrado que eres organizado y cumplido con tus labores, tienes buenas posibilidades de negociar más flexibilidad en tu horario. Tal vez quieres entrar más temprano a trabajar porque eres más productivo por las mañanas o quieres trabajar desde tu casa un día a la semana para romper la rutina. Para cualquier cambio que estés buscando, crear un horario que se ajuste mejor a tu estilo de vida te puede ayudar a apreciar más tu trabajo.

Aprende cosas nuevas

Asumir más trabajo puede parecer contradictorio, pero aprender algo nuevo puede ser inspirador. Las nuevas habilidades te ayudan a sentirte más satisfecho en tu rol actual y también a mejorar tu currículum. Muchas compañías incluso pagan por recursos educativos como clases en línea y cursos, y puedes practicar lo que has aprendido al solicitar trabajar en nuevos proyectos (lo que muestra iniciativa y te puede dar grandes puntos con tus jefes).

Atiende una conferencia

Salir físicamente de la oficina te puede ayudar a luchar contra la fatiga de estar sentado todo el día en tu puesto de trabajo. A demás, es una gran oportunidad para conocer a personas dentro de tu industria y ayudarte a recordar el motivo del por qué te apasiona tu carrera.

Haz preguntas

Demuestra interés por otros equipos de trabajo diferentes al tuyo. Solicita entrevistas informativas en tu empresa para aprender más acerca cómo funciona la organización, oportunidades de desarrollo y la industria en general. La pasión puede ser contagiosa, por ende, ver como otras personas aman sus trabajos te dará una nueva perspectiva positiva.

Inicia un club de lectura

O un equipo de fútbol o club de cine. Tener temas de interés con tus compañeros de trabajo, te va a ayudar a mejorar tu productividad a lo largo del día y a entusiasmarte para regresar a la oficina.

Un paso más lejos

¿Cómo podrías estar haciendo mejor tu trabajo? ¿Podría tu equipo ser más eficiente? ¿Has estado reflexionando sobre ideas creativas, pero no has tomado medidas? Investiga, prepara un plan y propón un nuevo proyecto o iniciativa que pueda mejorar tu desempeño o el de tu equipo. Apuesta por algo de tu propia creación y observa cómo aumenta tu motivación. Y asegúrate de tomar nota de ello para la revisión anual.

Conversa con tu jefe

Sentirse aburrido en el trabajo puede significar que estás cómodo y es tiempo de un nuevo reto. No te puedes resentir con tu jefe por no saber lo que quieres sino le has dicho. Ten una conversación franca (pero positiva) acerca de a donde quieres que se enfoque tu carrera profesional este año, debes estar listo para aceptar críticas constructivas y luego trabajar para conseguir una promoción laboral.

Considera un movimiento

Si te has sentido deprimido acerca del trabajo por meses, entonces puede significar que es momento de un nuevo trabajo o carrera. Comienza a llamar a tus contactos, actualiza tu hoja de vida y aplica para nuevos cargos. No hay nada mejor que un cambio completo para acabar con el aburrimiento del trabajo.

Fuente: Northwestern Mutual

 

3 trucos fáciles para alcanzar tus metas financieras este año

3 trucos fáciles para alcanzar tus metas financieras este año

General Planificación y Presupuesto

Autora: Michelle Guerrero

Hacer más ejercicio, comer más sano y gastar menos dinero son las tres principales resoluciones de Año Nuevo. Si encuentras que tu motivación está disminuyendo apenas en enero, aquí hay algunos trucos rápidos que pueden ayudarte a mantener el rumbo.

Tener un compañero

Cuando trabajas en equipo, mejorar tus habilidades de dinero podría ser más fácil que perder peso.

De acuerdo con estadísticas, las tasas de efectividad fueron mayores para las personas que establecieron objetivos personales relacionados con el dinero en comparación con los establecidos en la pérdida de peso.

El tener un compañero financiero representa una tasa de éxito del 61% para las metas financieras, frente al 47% para la pérdida de peso. Elegir un compañero puede ser tan simple como juntarse con un amigo o familiar de confianza, o establecer un objetivo como grupo y trabajar juntos para lograrlo.

Invierte tu dinero

Si vas a invertir tu dinero, ten claro tu objetivo para tener buenos resultados. Para aquellos que intentan mejorar sus finanzas, de acuerdo con estudios el 87% de las personas que incluían un compañero que les ayude con sus finanzas y que les motive a no desviarse, alcanzaron sus metas.

Piensa en la recompensa inmediata

Es difícil pensar sobre cómo en el futuro te vas a beneficiar al llevar tu almuerzo al trabajo, cuando en el presente tan solo quieres ir a ese restaurante de moda. Debes aprender a ver los beneficios en el corto plazo, en lugar de centrarte en el largo plazo. Por ejemplo, puedes enorgullecerte de tus habilidades culinarias al preparar tu almuerzo.

Centrarse en las recompensas inmediatas de un objetivo a largo plazo puede hacer que sea más probable que lo cumplas.

Fuente: Northwestern Mutual

¿Qué es lo que debes conocer sobre el dinero cuando empiezas a trabajar?

¿Qué es lo que debes conocer sobre el dinero cuando empiezas a trabajar?

General

Autora: Michelle Guerrero

Has conseguido tu primer trabajo “real” y ahora tienes cuentas constantes que pagar. La libertad financiera y la comodidad pueden sentirse muy reales al ingresar a la fuerza laboral, pero ahora es el momento de preparar realmente el escenario para la edad adulta. La base financiera que construyes ahora te puede ayudar a prepararte para el éxito.

Aquí te damos algunos movimientos financieros que debes hacer cuando recién comienzas a trabajar.

Establece metas y un presupuesto de adulto

Un presupuesto de adulto trata de priorizar como vas a pagar ahora y en el futuro las cosas que necesitas y deseas. Esto significa descubrir cuanto te va a costar vivir: hogar, comida y transporte, y dividir el resto para las cosas divertidas, y ahorrar para tus metas a largo plazo.

Comienza un fondo de emergencia

Una vez que tengas tus metas establecidas, vas a comenzar a ahorrar para las cosas que tienes planificadas. ¿Pero qué pasa con las cosas que no tienes planificadas? Por ejemplo, digamos que te enfermas y tienes una cuenta de hospital, o tu teléfono se daña y debes comprarte uno nuevo mañana. ¿De dónde viene el dinero para responder ante estos imprevistos? Es correcto, de tu fondo de emergencia.

Una de las cosas más importantes que puedes hacer para tener éxito financiero es tener el hábito de ahorrar un poco de dinero cada mes para imprevistos. Una buena regla es tener ahorrado un mes de gastos antes de que empieces a ahorrar para otras metas. Después de esto, puedes comenzar a ahorrar para otras metas, y al mismo tiempo ahorrar para tu fondo de emergencia. Se recomienda que ahorres hasta contar con seis meses de gastos.

Paga tus deudas y evita contraer más

Si bien ciertas deudas, como una hipoteca o un préstamo para vehículo, pueden ser algo bueno, evita las deudas de las tarjetas de crédito con altos intereses o deudas similares. Es verdad que eres joven y debes divertirte, pero evita cargar $10.000 en tu tarjeta de crédito sino cuentas con el dinero para pagarlo.

Si tienes deudas, trabaja para pagar aquellas deudas con mayores tasas de interés probablemente la de tu tarjeta de crédito debes pagar en primer lugar, mientras pagas el mínimo de otras deudas, como préstamos estudiantiles. Si tienes deudas de tarjetas de crédito con altos intereses, generalmente es una buena idea tratar de pagarla dentro de dos años.

Protégete

Te encuentras solo ahora, por lo que debes mantenerte con el dinero que ganas. ¿Qué pasa si tienes un accidente y no puedes ir a trabajar por un año o más? Un seguro de incapacidad te puede ayudar a recuperar la mayor parte de la pérdida de tus ingresos. Puedes obtener algo a través del trabajo, pero probablemente solo lo suficiente para compensar una parte de tu sueldo. También puedes contratar un seguro privado para que tengas una mayor cobertura.

Comienza a ahorrar para tu retiro

Te puede sonar algo loco comenzar a ahorrar para algo que puede estar a cuatro décadas de distancia, pero mientras antes empieces el dinero que ahorres ahora tendrá más tiempo para crecer. Es buena idea comenzar a ahorrar por lo menos el 6% de tu salario durante tu primer año de trabajo e incrementar tus contribuciones poco a poco cuando recibas un aumento salarial.

Fuente: Northwestern Mutual

 

¿Cuál es la diferencia entre ahorrar e invertir?

¿Cuál es la diferencia entre ahorrar e invertir?

Ahorro General

Autora: Michelle Guerrero

Si aún no tienes un hábito de ahorro e inversión, es importante que los desarrolles. Ahorra para metas de corto plazo incluyendo un fondo de emergencia, pero no olvides las metas de largo plazo como una casa o para tu retiro. Empieza temprano, entonces tu dinero va a tener mayor tiempo para crecer, y trata de automatizar tus ahorros. Esto te va a permitir pagarte a ti mismo primero y gastar lo que te sobre, en lugar de gastar primero y ahorrar lo que te sobre cada mes.

Cuando estás organizando tu dinero para tu futuro, es importante que seas estratégico acerca de donde guardar tu dinero, ahorrar algo e invertir el resto.

¿Qué significa esto? Ahorrar es ubicar tu dinero en una cuenta segura donde es poco probable que pierda valor. Invertir involucra tomar el riesgo de que puedes perder tu dinero a cambio de la probabilidad de que obtengas un retorno sobre la cantidad de dinero invertido.

Pero hay una compensación por esa seguridad. A cambio de la garantía de que tus ahorros no disminuyan, es más probable que recibas una baja tasa de interés. Tu dinero no va a crecer mucho durante el tiempo, y puede perder valor. Esto es porque como los precios crecen debido a la inflación, el valor de tu dinero puede disminuir porque te costará más comprar las mismas cosas.

¿Para qué ahorras? 

Las cuentas de ahorro permiten retiros en cualquier momento. El dinero que deposites en estas cuentas debe ser para gastos a corto plazo (una mejora de la vivienda que estás planeando para el próximo año o unas próximas vacaciones) o emergencias (como un problema de salud inesperado o reparaciones de automóviles). Este dinero no te puedes permitir perder.

¿Para qué inviertes?

Invertir es ahorrar dinero para cosas a largo plazo, como jubilación, matrícula universitaria o una nueva casa que planeas comprar en un futuro. Las inversiones conllevan un mayor riesgo de que pierdas valor, pero con el tiempo tienen potencial para crecer. A cambio de la tolerancia a las fluctuaciones en el valor de tu dinero y la posibilidad de que puedas perder dinero, puedes ser recompensado durante un período de tiempo más largo con mayores retornos de los que hubieras obtenido con una cuenta de ahorros tradicional.

¿Cuál es el mejor enfoque para ahorrar e invertir?

A lo largo de tu vida, vas a necesitar una combinación de estrategias para ahorrar e invertir para satisfacer tus necesidades a corto y largo plazo. Es una buena idea abrir una cuenta de ahorros y comenzar a hacer contribuciones mensuales.

Hay varias formas de ahorrar e invertir tu dinero. Un profesional financiero te puede ayudar a encontrar el balance que funcione mejor para ti, y te ayude a alcanzar tus metas financieras para el presente y futuro.

Fuente: Northwestern Mutual