Deja de lado las excusas al momento de ahorrar

Deja de lado las excusas al momento de ahorrar

Ahorro Uncategorized

Ahorrar no es solo una buena práctica para la salud financiera, sino que no hacerlo puede convertirse en un problema a futuro. Los tiempos en que vivimos no son iguales que los vividos años atrás, y el hábito del ahorro se puede volver cada vez más complejo y surgen una variedad de excusas para no hacerlo. Sin embargo, el ahorro debe estar siempre presente independientemente de las circunstancias, es un estilo de vida que te permitirá tener un mejor porvenir y conseguir tus metas.
Algunas de las excusas que te pueden sonar conocidas y que no te permiten ahorrar son:

  • tengo-muchos-gastosNo ahorro porque tengo muchos gastos: Debes replantear el hábito de gastar todo lo que recibes, debes procurar guardar un poco, pensar en tu futuro e identificar tus metas. También significa cuidar lo que tienes, lo que compras y lo que consumes, al hacerlo también estás ahorrando pues tendrás que incurrir en menos gastos. Cuida el lugar dónde vives, tu medio de transporte, tu salud, tu ropa y el consumo de los recursos como agua, energía eléctrica, telefonía celular, alimentos.tengo-muchas-deudas
  • Tengo muchas deudas: Las deudas son la causa de malos hábitos financieros, se dan cuando gastas más de lo que tienes. Estos montos pueden volverse insostenibles de no pagarse a tiempo, ya que por lo general los costos por atrasos son muy elevados. Crea un plan para prepagar tus deudas, cuando las hayas pagado, utiliza el dinero que usabas en cuotas para ahorrar.
  • Ahorraría si ganara un poco más: Es la expresión más habitual, sin embargo mientras más dinero se tiene más se gasta y se deja de lado la acción del ahorro. El gasto que se hace debe depender del ingreso, si gastas más de lo que tienes posiblemente caigas en deudas y en derroche innecesario de dinero. No importa cuánto ganes, lo importante es que elabores un presupuesto con tus ingresos y gastos mensuales, y calcules cuánto puedes guardar como ahorro. No importa si es poco, ahorrar aunque sea un poco te hará acumular una suma interesante al final del año. Con buena organización y paciencia podrás guardar un porcentaje para hacer un gasto más grande en el futuro, como un viaje, o cubrir necesidades ante situaciones inesperadas.
  • El próximo mes empiezo: Otra excusa para no ahorrar es posponer el tema para el próximo mes o año, al final sucede lo mismo ya que surgen otras nuevas necesidades. Para no caer en lo mismo toma la decisión ya: implementa un fondo de inmediato, no importa si el monto no es el ideal, lo importante es que ya se cuenta con una suma y desde ahora se continuará aumentando la cantidad.
  • Quiero darme un gusto: Los gastos hormiga pueden pasar desapercibidos pero generan pérdidas notables para tu bolsillo, más si no estás en una muy buena situación económica. Deja de gastar en cosas que quizás por ahora son innecesarias como el café de las mañanas, la salida semanal con los amigos o la compra de artículos de moda, más adelante podrás comprar grandes cosas en base al ahorro. Cuando creas un presupuesto puedes incluir en los gastos mensuales un monto para adquirir bienes o recompensas adicionales, de esta forma no gastarás más de lo que debes y puedes.
  • Me lo merezco: Nadie pone en tela de juicio que te merezcas disfrutar de lo ganado con tanto esfuerzo. Pero el “gasto porque me lo merezco” puede llegar a ser muy peligroso para las finanzas personales. Si de merecimientos se trata, hay que tener en cuenta que te mereces también llegar bien a fin de mes, cortar el estrés por temas económicos y contar con la seguridad y el resguardo que te pueden dar unos ahorros o fondo de emergencia. Es cuestión de que pongas en la balanza cuál de estos “merecimientos” es más importante: el que reporta satisfacción inmediata pero poco duradera o el que te da la tranquilidad y la satisfacción de estar haciendo lo correcto para tu tranquilidad presente y futura.

Young businessman wearing spectacles looking at clock on wooden wall in office

  • Todavía tengo tiempo: La excusa típica si eres joven, aunque parezca que la jubilación está muy lejana todavía, es mejor empezar a ahorrar desde antes de los 30, ya que de lo contrario se volverá más difícil conseguir la suma deseada.
  • es-muy-tardeEs demasiado tarde para ahorrar: Nunca es tarde para ahorrar, cualquier cantidad es preferible a no contar con ningún fondo.

Se te hacen conocidas estas excusas? Déjalas de lado y ponte en acción que no hay pretextos para no ahorrar!

Seis formas para promover buenos hábitos de ahorro y gasto en tus hijos

Seis formas para promover buenos hábitos de ahorro y gasto en tus hijos

Ahorro Planificación y Presupuesto

¿Qué tan seguido conversas de dinero con tus hijos? Si tu respuesta es “no muy seguido”, no eres el único. Un estudio reciente de la firma de inversión T. Rowe Price encontró que al 72% de padres no les gusta hablar sobre asuntos financieros con sus hijos. Sin embargo, el dinero es parte de la vida de todos, por lo que es esencial que tus hijos entiendan cómo administrar el dinero de forma inteligente.

Ayudar a tus hijos a formar hábitos de gasto y ahorro desde temprana edad, tendrá un impacto concreto en sus futuros. Hay muchas razones por las que es beneficioso que los niños aprendan desde temprana edad a manejar el dinero, y empezar lo más pronto puede moldear drásticamente un mejor futuro financiero en tus hijos.

A continuación te presentamos seis formas en las que puedes promover a tus hijos a desarrollar buenos hábitos de ahorro y gasto:

  1. Encuentra un balance en el dinero que das a tus hijos: Se recomienda que el monto de dinero semanal que das a tus hijos sea $1 por cada año que tengan. Por ejemplo si tu hijo tiene 8 años, puedes darle $8 semanales. Esta no es una regla, puedes tomar esta decisión de acuerdo a la situación financiera del hogar.
  2. Muestra a tus hijos donde se guarda el dinero: Los niños más pequeños responden muy bien a objetos visuales, por lo que usar frascos como alcancías es una buena forma de enseñarles a ahorrar dinero, pues al ser transparentes, los niños ven cuánto dinero van acumulando o qué tan rápido se va el dinero cuando lo gastan. Un sistema interesante es tener dos frascos, uno para ahorrar y otro para gastar, esta es una excelente manera en la que los niños pueden distribuir su dinero y les enseña cuánto dinero deben ahorrar y cuánto gastar.
  3. Prémiales por ahorrar: Cuando van al supermercado es una excelente oportunidad para enseñar a tus hijos a diferenciar entre deseos y necesidades. Conversa previamente sobre el presupuesto que tienes para gastar y hagan un listado de compras. Revisen la lista e identifiquen las necesidades de los deseos. Una vez que hayan identificado las necesidades, ayúdales a calcular cuánto del presupuesto queda para comprar aquellas cosas que son deseos. Premia a tus hijos dando una parte del dinero que queda para que lo gasten en algo que deseen, siempre y cuando hayan cubierto las necesidades primero.
  4. Llévales al banco: Cuando llegue el momento, reemplaza la alcancía por una cuenta de ahorros, y si han ahorrado por varios años, será muy gratificante para tus hijos llevar su dinero a un banco para abrir su primera cuenta. Esta en una excelente oportunidad para introducirles los conceptos de tasa de interés y cómo pueden crecer sus ahorros cuando no se gastan. Consulta con tu institución financiera si tiene opciones de cuentas de ahorro para niños.
  5. Habla con tus hijos sobre gastos esenciales: A medida que van creciendo, debes considerar introducirles conceptos financieros un poco más complejos. Habla con ellos sobre gastos que tendrán que afrontar a futuro como comprarse un auto, comprar una casa o pagar su educación. Es importante que tus hijos entiendan el valor y esfuerzo que requiere conseguir sus metas.
  6. Ayúdales a ganarse su propio dinero: Ganar dinero con esfuerzo y trabajo es una de las mejores formas de enseñar a tus hijos sobre el verdadero valor del dinero. Motívales a ganar su propio dinero ayudando con las tareas de la casa, vendiendo algo que no usen, o haciendo una manualidad para vender. Esto ayudará a tus hijos a apreciar el valor de trabajar.

Aprender a ahorrar y gastar de forma inteligente es crucial para el buen manejo del dinero y enseña a tus hijos sobre otros valores importantes. La mejor forma de ayudar a tus hijos a construir sólidas habilidades financiera es a través de lecciones prácticas y acorde a su edad que les ayudarán en su camino a ser adultos.

 

Adaptado y traducido de: http://www.huffingtonpost.com/nathaniel-sillin/six-ways-to-encourage-goo_b_11086298.html

Cómo involucrar a toda la familia en las finanzas del hogar

Cómo involucrar a toda la familia en las finanzas del hogar

General
  1. Conozcan el presupuesto mensual del hogar: El primer factor importante para involucrar a tu familia en las finanzas del hogar es conocer el ingreso total del hogar, es decir cuánto dinero tienes disponible cada mes para cubrir todos tus gastos, necesidades, deseos y para el ahorro. Esto dará un límite y permitirá que toda tu familia se enfoque en no gastar más de lo que se gana.
  1. Hagan una lista en conjunto de todos gastos que son parte del presupuesto del hogar: No se olviden de incluir los siguientes gastos:
    1. Vivienda: aquí hay gastos de alquiler, hipoteca, impuestos, seguros, gastos públicos, mantenimiento.
    2. Alimentación: supermercado, mercado, panadería, helados, golosinas.
    3. Transporte: pasajes, gasolina, mantenimiento, llantas, impuestos, seguros, matrículas, crédito vehículo.
    4. Educación: pensiones, matrículas, uniformes, útiles escolares, mesadas, actividades extracurriculares.
    5. Salud: medicinas, seguros, odontólogo, chequeos anuales con médicos.
    6. Vestimenta: ropa, zapatos, accesorios.
    7. Recreación: vacaciones, comidas fuera de casa, cine.
    8. Varios: peluquería, servicio doméstico, lavandería, deportes, regalos, gimnasio.
    9. Deudas: préstamos de consumo, tarjetas de crédito.
    10. Ahorros: fondo de emergencia, ahorro atado a una meta financiera. 
  1. Identifiquen las categorías de sus gastos: Una vez identificados los gastos, divídanlos  de acuerdo a su periodicidad en:
    1. Fijos: se ejecutan mes a mes de forma recurrente, por ejemplo deudas, comida, colegiaturas,
    2. Variables: se ejecutan con cierta periodicidad, sin embargo cambian el monto y a veces son difíciles de proyectar, por ejemplo comida fuera de casa, regalos, etc.
    3. Eventuales: se ejecutan en cierta época del año, por ejemplo vacaciones, matrículas escolares, uniformes, etc.
    4. Emergencia: son gastos que simplemente se presentan en cualquier momento y sin avisar, por ejemplo enfermedad, accidentes, robos, etc.
  1. No se olviden del ahorro: La familia debe tener metas financieras de ahorro que deben ser fijadas en conjunto. El primer gasto del hogar debe ser el ahorro destinado a cumplir con las metas propuestas. La contribución de cada integrante de la familia en reducir gastos y dar un mayor espacio al ahorro, permitirá que las metas se cumplan más rápidamente. De igual forma se debe enfatizar en el ahorro familiar de los recursos como el agua, luz, reciclaje, etc.
  1. Agenden una reunión mensual con todos los miembros del hogar: Reúnanse mensualmente con toda la familia y busquen formas de hacer de este un momento entretenido (por ejemplo, den una recompensa pequeña a sus hijos por participar). No se olviden que lo más importante en las finanzas del hogar es mantener una comunicación abierta dentro de la familia de esta forma todos comprenderán la situación financiera del hogar y trabajarán en conjunto por conseguir sus metas financieras.

 

¿Qué es más importante pagar deudas o ahorrar?

¿Qué es más importante pagar deudas o ahorrar?

Ahorro Crédito

En este artículo te vamos a responder esta pregunta que muchas veces causa polémica entre los expertos en finanzas personales, ¿si tengo deudas debo ahorrar?

La tentación es responder rápidamente y decir que hay que pagar primero las deudas porque si se calcula lo que te rinde un instrumento de ahorro: cuenta de ahorros (1-2%), ahorro programado (3-6%) o una póliza de acumulación (3-5%), frente a un crédito de consumo de cuotas (15-30%) o tarjeta de crédito (16.30%); por lógica matemática vas a decidir dar prioridad al pago primero de tus deudas. Sin embargo, aquí viene otra pregunta: ¿Qué sucede si se presenta un imprevisto como una enfermedad, un accidente o un robo y no tienes dinero ahorrado para afrontarlo? La respuesta es simple, ¡MÁS DEUDA!

Otro caso que debes considerar es que todos los seres humanos trabajamos o al menos deberíamos trabajar con metas financiera razonables o aspiraciones como por ejemplo avanzar con tus estudios (maestría), comprar o cambiar el vehículo, ahorrar para la entrada de una casa o departamento, tener un hijo/a (porque en la realidad cuesta mucho dinero mantener un hijo entre alimentación, vestimenta, salud, educación, etc.), irte de vacaciones, etc. Llegar a cumplir estas metas financieras requiere de planificación y ahorro.

La satisfacción personal y familiar se cumple cuando vemos las cosas de forma integral, en el caso del manejo del dinero no es la excepción, lo recomendable es ser preventivo y no reactivo. Es decir, debes evitar sobreendeudarte, pero si ya lo estás, debes pagar las deudas, modificar tu estilo de vida y generar un excedente que te ayude a ahorrar y pagar más rápidamente tus deudas.

Otro frase que se escucha comúnmente es: ¡La deuda es un ahorro a la inversa! Tal vez consideras que “si no te endeudas no haces nada”. Toma como ejemplo que quieres comprar un celular que al contado cuesta $600, entonces buscas el proveedor y te dice que lo puedes adquirir en “cuotas” de $60 a doce meses, entonces tú reaccionas y a pesar de que no tienes los $600 para comprar al contado, pero necesitas el celular, decides pagar $60 mensuales, sin analizar que pagarás un 20% más por sacarlo a crédito. El inconveniente se da porque no estás dispuesto a esperar por el celular tanto tiempo, entonces encuentras la facilidad de endeudarte una y otra vez pagando innecesariamente intereses en vez ahorrar para conseguir tu meta.

Otro factor importante a considerar en este tema es qué vas a hacer cuando termines de pagar las cuotas, de seguro te sucederá lo mismo que a muchos, mientras pagabas mensualmente las cuotas tenías identificado que no disponías de ese monto al mes pues se iba a pagar el crédito. Sin embargo, cuando terminas de pagarlo no sabes qué hacer con este excedente, utilízalo para ahorrar y de esta forma podrás planificar el ahorro necesario para alcanzar tus nuevas metas.

Toma las decisiones financieras acertadas y que se ajusten a tu situación financiera. El crédito es una herramienta que te permite lograr objetivos, pero no te excedas más allá de tus límites. En tu presupuesto mensual debe haber espacio para ahorrar y para cubrir tus obligaciones financieras también.

Consejos para que tus vacaciones no afecten tus finanzas

Consejos para que tus vacaciones no afecten tus finanzas

Ahorro General

Si estás pensando en tus próximas vacaciones la planificación financiera es vital para que puedas disfrutar con tranquilidad de tu tiempo de descanso. No dejes que la improvisación en el manejo de tu dinero te cause malestar y un dolor de cabeza en tus vacaciones.

Te compartimos siete recomendaciones para que las tomes en cuenta en el manejo de tus finanzas estas vacaciones:

1. Identifica el lugar donde quieres ir
Es muy importante consensuar en familia el lugar dónde van a disfrutar las próximas vacaciones. Investiga en familia algunas opciones donde les gustaría ir dependiendo de sus gustos, edades y sobre todo su presupuesto. Lo más importante a parte de la compañía y el disfrutar del tiempo en familia, de seguro es el lugar, así que tómate un tiempo prudencial para decidirlo.

2. Consulta tu presupuesto
Para decidir el lugar dónde pasar las próximas vacaciones, necesitas saber cuánto dinero tienes ahorrado. Si los ahorros no son suficientes y tomas la decisión de utilizar tu tarjeta de crédito para costearlo, decide qué rubros vas a sacrificar dentro del presupuesto para cumplir los pagos futuros. Sin embargo, lo recomendable es utilizar el dinero que planificaste ahorrar para vacaciones desde inicios de año para poder cubrirlas, de esta forma al regresar de vacaciones estarás en una mejor situación financiera y no tendrás que preocuparte por las deudas a cubrir a futuro.

3. Descubre ofertas
Con la ayuda de la tecnología y el internet, hoy en día existen páginas de aerolíneas, buscadores de hoteles, renta de vehículos que siempre tienen ofertas. Asegúrate que sean confiables pues en varios casos tendrás que hacer la compra con tu tarjeta de crédito. De preferencia consulta a tus amigos que ya pasaron por la experiencia.

4. Considera los rubros importantes
Junto al hospedaje, la alimentación ocupa un rubro fuerte dentro del presupuesto para vacaciones, por lo tanto debes decidir qué opciones tendrás en el lugar de destino. Te recomendamos que una de las tres comidas en las vacaciones sea la privilegiada, es decir el gustito de comer diferente sólo puede ser satisfecho una vez al día mientras las otras dos puedes sacrificarte alimentándote de forma simple o cocinando en el lugar donde te hospedas si es posible.

5. Empaca lo necesario
Esto va a depender del tipo de viaje, no es lo mismo viajar por tierra, agua o por aire; sin embargo, no pueden faltar artículos como: cargador del celular, ropa, zapatos, documentos de identificación, medicina, una pequeña linterna y por último nuestra amiga que nos puede salvar de un apuro, la tarjeta de crédito, sólo recuerda usarla responsablemente.

6. Considera la movilización
Dependiendo del destino que escogiste, la movilización es clave. Por ejemplo, si es dentro del país y tienes vehículo propio, asegúrate que esté en excelente condiciones, no vaya a ser que te cause más de un dolor de cabeza y arruine las vacaciones. Si no tienes vehículo propio, las opciones son variadas, van desde salir con familiares donde puedes colaborar para el combustible, quizás puedes alquilar uno, o simplemente utilizar transporte público.

7. Planifica tu itinerario
No importa cuántos días salgas de vacaciones, siempre debes planificar con anterioridad los lugares que vas a visitar y las actividades que vas a realizar, de esa forma ahorras tiempo y dinero.

La planificación en el manejo del dinero siempre será mejor y más económico que la reacción, no esperes a decidir el lugar dónde vacacionar a último momento. El tiempo de vacaciones sirve para disfrutar de actividades que no se pueden realizar habitualmente en familia, esperamos que apliques estos consejos y disfrutes de tu descanso.

Siete hábitos de ahorro que cambiarán tus finanzas

Siete hábitos de ahorro que cambiarán tus finanzas

Ahorro

Si eres una persona con propósitos claros en tus finanzas como reducir gastos, aumentar tus ingresos, e incluso acumular dinero para viajar o pagar deudas, felicidades porque estás haciendo un buen trabajo. En este artículo te compartiremos siete hábitos que buscan hacer del ahorro un estilo de vida.

  1. Toma en cuenta tu futuro: si no piensas en el mañana, estás descartando una parte importante de tu planificación financiera. Debes estar consciente que tus acciones tienen consecuencias positivas o negativas en el futuro, por ejemplo el dinero mal gastado hoy, te puede hacer falta mañana.
  2. Conoce tus limitaciones: la honestidad es parte integral de tu vida, existen áreas de tu presupuesto que no estás dispuesto a reducir o eliminar; sin embargo, siempre se puede sacrificar algo del mismo. Por ejemplo pues reducir la frecuencia en que sales a comer fuera de casa con la familia.
  3. Sé decidido: cuando debes tomar una decisión que cambiará tu vida, no esperes al inicio de semana o del mes, sino simplemente empieza y mientras más pronto, mejor. El ahorro es una decisión, no es lo que te sobra cada mes, porque si esperas a que esto suceda, nunca va a sobrar dinero.
  4. Modifica tu estilo de vida: primero pon objetivos claros y los vuelves SMART (específicos, medibles, accionables, realistas y alcanzables en un tiempo). Si son realistas entonces ajusta tu estilo de vida para poder alcanzar tus metas de ahorro. Por ejemplo, si sacrificas el uso del vehículo por un tiempo para bajar el gasto de transporte, puedes optar por ir en transporte público, pedir a un amigo/a que te lleve al lugar de destino, entre otras opciones.
  5. Diferencia entre deseos y necesidades: al planificar tus compras debes diferenciar una necesidad de un deseo y de esta forma verás cómo se reducen tus gastos y podrás ahorrar.
  6. Maneja un presupuesto: el presupuesto es tu mejor aliado y la herramienta que te permite proyectar cuándo y cómo distribuir el dinero. Recuerda que al menos el 10% de tu presupuesto deberías destinar al ahorro para conseguir tus metas.
  7. Difiere la gratificación: muchas veces cuando tomas decisiones financieras en el presente que involucran sacrificio, es porque estás pensando en el futuro. Tu fuerza de voluntad es el motor para alcanzar tus metas cada mes y por lo tanto cada año. La recompensa será a mediano y largo plazo.

Tu cerebro necesita recibir señales diarias que le impulsen a adaptarse a nuevos cambios que necesitas implementar. Los expertos en la psicología del comportamiento recomiendan que para que una  acción se vuelva un hábito, lo importante es empezar a hacerlo tres veces al día durante tres semanas seguidas, de esa forma se convierte en algo automático el resto de tu vida.

Conoce qué productos de ahorro ofrecen las instituciones financieras

Conoce qué productos de ahorro ofrecen las instituciones financieras

Ahorro

Autor: Francisco Velasco

Los productos de ahorro te ayudarán a fomentar el ahorro en el hogar, sin embargo, es importante identificar los diferentes productos y las características de los mismos.

Se pueden diferenciar los productos de ahorro en: Depósitos a la Vista, Depósitos a Plazo fijo, y Ahorro Programado.

A continuación te presentamos una breve descripción de cada producto para que identifiques cuál producto se ajusta a tus necesidades.

 Depósitos a la VistaDepósitos a Plazo FijoAhorro Programado
Monto de AperturaDesde $50Desde $500Desde $5
Tiempo de VigenciaElección del usuarioMínimo 30 díasDesde mínimo 12 meses
Retiros ParcialesHasta $400 por día en cajeros automáticos.
Para retiros en ventanilla no hay topes.
No Permitido. En caso de emergencia es permitido pero se cobra una penalidad. Es permitido antes del plazo mínimo, pero se cierra la cuenta de ahorro mínimo.
Interés referencial (anual)1,21%30 a 60 días: 4,73%
61 a 90 días: 5,22%
91 a 120 días: 5,60%
121 a 180 días: 6,20%
180 a 360 días: 6,79%
más de 361 días: 7,77%
5% en promedio

Depósitos a la Vista: Los depósitos a la vista son cuentas de ahorros o libretas de ahorro que no necesitan un monto mínimo de apertura. Las libretas de ahorro no tienen restricciones relacionadas con la disponibilidad de los fondos, es decir, se pueden retirar los fondos en todo momento y no hay límite de transacciones en la cuenta. Dependiendo de la institución, puede haber un saldo mínimo para abrir la cuenta, el cual varía entre $50 y $200 dólares. La institución financiera entrega una libreta con la cual se pueden registrar los movimientos (retiros y depósitos) de la cuenta. La cuenta de ahorros ofrece una cartilla de ahorros, tarjeta de débito, y acceso a canales electrónicos para realizar las transacciones. El Banco Central ha establecido una tasa de interés referencial del 1.21% anual.

Depósitos a Plazo Fijo: Conocido como “pólizas de inversión”, los depósitos a plazo fijo consisten en depositar un monto de dinero en una institución financiera durante un tiempo determinado. El monto mínimo para depositar depende  de la Institución Financiera (generalmente aceptan desde $ 500) y el plazo mínimo del depósito es de 30 días. La institución financiera tiene que pagar intereses: mensualmente, trimestralmente o durante la fecha de vencimiento del depósito. Es importante recordar que no se puede disponer de los fondos hasta que se termine la fecha de vencimiento del mismo. Debido a esta restricción de acceso a los fondos, los intereses de los depósitos a plazo son mayores. Si se necesita acceder a los fondos antes de la fecha, se tiene que pagar una penalización. Los intereses de este tipo de programa que varían desde el 3% al 7%, dependiendo de la institución financiera. Mayor el tiempo de inversión, mayor el interés.

 Ahorro Programado: El ahorro programado es un ahorro mensual de una cantidad fija en una cuenta de ahorros. La institución financiera puede hacer un débito automático de fondos para cumplir con el ahorro fijo mensual. A diferencia de las pólizas de inversión, en una cuenta de ahorro programado se puede disponer de los fondos antes  del vencimiento del plazo establecido, sin embargo, no se recibirá la bonificación por cumplir el plan del ahorro programado y la cuenta será cerrada. El monto de aportación mínimo mensual es de $5. Las cuentas de ahorro programado generalmente están relacionadas con metas de ahorro específico como: las vacaciones o estudios. Se debe determinar la cantidad de fondos que se van a depositar en la cuenta, la frecuencia de los depósitos, y la duración del plan ahorro programado. Las instituciones financieras darán un bono a las personas que cumplan con el plan de ahorro programado con intereses superiores o acceso a crédito.

Analiza tu situación financiera,  toma en cuenta tus necesidades y selecciona el producto de ahorro que te va a ayudar a cumplir tus metas financieras.

Ideas creativas para minimizar los gastos de fiestas de fin de año

Ideas creativas para minimizar los gastos de fiestas de fin de año

Ahorro General

Autor: Nicolás Gavilanes

Al llegar las fiestas de fin de año es posible que te sientas estresado por las compras y los regalos que quieres dar, y a esto se suma el análisis que debes hacer a tus finanzas para ver cuánto dinero tienes para gastar. Como hay varios gastos durante las fiestas, muchas veces están fuera de tu presupuesto! Sin embargo, no siempre se necesita gastar excesivas cantidades de dinero para tener unas bonitas fiestas de fin de año, lo único que necesitas es analizar bien tu situación y ser creativo para minimizar los gastos.

A continuación te damos varios consejos para reducir tus gastos y ser creativo en estas fiestas:

  • Crea un Micro Presupuesto: Es importante que puedas definir un presupuesto para este tiempo de festividades. Puedes incluir la compra de reglaos a tus familiares o personas cercanas que tu consideres y destinar una cantidad máxima de dinero para sus regalos. Se recomienda no gastar más del 1.5% de los ingresos familiares del año en las épocas de fiestas.
  • Compra Antes: No es bueno esperar hasta el último minuto para realizar tus compras porque podrías terminar comprando a un precio mayor  o comprando cosas que no habías planeado. Realizar las compras antes de lo programado resulta mejor porque puedes comparar precios con más calma, de esta forma puedas elegir lo mejor, especialmente cuando estás pensando en comprar cosas grandes como electrodomésticos o aparatos electrónicos.
  • Sé Creativo: Un regalo hecho por ti puede ser algo mucho más valioso que el producto más caro que existe en el mercado. Piensa en lo que esa persona desea o necesita y sorpréndela con una manualidad explotando todos tus talentos. Por ejemplo: Hornea un pastel con bonitos diseños hechos a mano, una bonita tarjeta con fotos del recuerdo o su postre favorito, la lista puede ser interminable y no representará un gran gasto.
  • Compra en Línea: Las compras en internet son muy frecuentes en esta época del año y muy utilizadas por la facilidad de compra que tienen. Cuando compres en línea tienes la ventaja de hacer comparaciones en productos de toda variedad y escoger el mejor sin necesidad de salir de la comodidad de tu hogar porque pueden llevártelo hasta la puerta de tu domicilio. Además en esta época del año las compras por internet suelen tener ofertas como envíos gratuitos o descuentos en mercadería.
  • Paga con Tarjeta de Crédito: Al pagar con tarjeta de crédito siempre asegúrate de contar con los fondos suficientes para que puedas pagar cuando te llegue el estado de cuenta. Es recomendable que puedas diferir tus consumos de manera que puedas pagarlos máximo en 3 meses. Recuerda que después tendrás otros gastos y debes estar preparado. También recuerda usar las tarjetas que en las que puedes acumular beneficios como la millas aéreas.
  • Realiza Actividades sin Costo: Puedes realizar actividades que no impliquen poner en riesgo tu presupuesto para este tiempo de fiestas. Anualmente en la ciudad se llevan a cabo actividades comunitarias como ferias o eventos gratuitos a los que podrías asistir y disfrutar de un bonito tiempo con tu familia o amigos. Otras de las actividades más frecuentes y que no representan un gasto fuerte son las cenas o almuerzos familiares donde puedes disfrutar de una deliciosa comida hecha en casa acompañada de algunos juegos que acompañen la noche.

Es importante que puedas estar bien preparado para las fiestas y que no pongas en riesgo tus finanzas. Ten control de tus gastos y sé creativo para minimizar el impacto en tu bolsillo.

¡No improvises tus finanzas en Diciembre!

¡No improvises tus finanzas en Diciembre!

Ahorro Planificación y Presupuesto

Diciembre es el mes más esperado por todos, desde los niños hasta los adultos mayores. Estas son épocas que simbolizan paz, unión familiar, oportunidades para compartir tiempo y recursos. Sin embargo, ten cuidado que estas fiestas traigan sorpresas en tus finanzas y después del gusto venga el susto.

A continuación te damos algunos tres consejos prácticos para prepararnos de buena forma para Diciembre.

1. Planifica: ¡la planificación evita la improvisación! Mientras más pronto tomes control del dinero, mejores decisiones puedes tomar y disfrutar de la libertad financiera.

  • Toma en cuenta tus ingresos: recuerdan que en este mes a parte de tu sueldo mensual, muchos reciben el décimo tercer sueldo, el cual está compuesto por tu remuneración básica + horas extras + comisiones + otros ingresos permanentes comprendidos entre el 1 de diciembre del año anterior al 30 de noviembre de este año.

Si no trabajaste todo este periodo completo, recibirás el proporcional.

No se realiza ninguna deducción por concepto de IESS, ni Impuesto a la Renta y es pagadero hasta el 24 de diciembre.

  • Toma en cuenta tus gastos: por un lado tienes tus gastos del presupuesto mensual y por otro debes hacer un presupuesto que incluya todos los compromisos y regalos en los que vas a gastar dinero extra en diciembre. Por ejemplo: fiestas de Quito, la cena navideña, el amigo secreto, regalos para la familia, amigos, etc.

Recuerda que son varias festividades en el mes de diciembre, así que debes hacer un presupuesto para cada celebración.

2. Divide: el ingreso extra debe ser usado de forma inteligente, a continuación te sugerimos las siguientes opciones:

  • Una parte para consumo: todos los gastos de tu lista que elaboraste en el punto anterior va a ser cubierta en esta categoría.
  • Reducir o eliminar deudas: es importante decidir cuáles deudas vas a reducir o eliminar para que no sigan afectando a tu presupuesto mensual.
  • Ahorro: en esta categoría te sugerimos ahorrar mínimo el 10% de tus ingresos extras, si decides incrementar el porcentaje, puedes hacerlo pero con una meta en mente.  Por ejemplo futuras vacaciones, entradas a clases, pago del predio urbano, inicial del fondo de ahorro para emergencias, etc.

3. Disfruta: si haces bien la tarea de los puntos 1 y 2, entonces llegará el mes de enero y junto con él no existirá el famoso Chuchaqui Financiero, más bien la sensación de empezar un nuevo año lleno de metas y oportunidades para avanzar a paso firme en tus  finanzas personales.

Pon en práctica estos consejos útiles en tus finanzas personales y cierra el año de la mejor forma.

Test: ¿Diciembre fin de año o el fin de tus finanzas?

Test: ¿Diciembre fin de año o el fin de tus finanzas?

General

Llena el siguiente test y asegúrate que Diciembre sea un mes de paz y no el fin de tus finanzas.

1. Te invitan a un intercambio

a) No participo en todos a los que me invitan y menos en aquellos donde exigen regalos costosos

b) Procuro participar en la mayoría, con el décimo tercero no hay pretexto para no hacerlo.

c) De inmediato acepto, no me gusta que piensen que soy un grinch.

 

2. Los regalos de esta Navidad, pienso comprarlos:

a) La mayoría los compré durante al año, no pienso hacer compras de último momento.

b) Con mi décimo tercero.

c) Con mi tarjeta de crédito a varios meses sin intereses.

 

3. El fin de año pasado:

a) Compré en descuento lo que necesitaba.

b) Adquirí un par de productos en oferta aunque no los necesitaba en ese momento.

c) Aproveché todas las promociones posibles, aunque comprometí mi décimo e ingresos futuros.

 

4. ¿Tienes el hábito de hacer un presupuesto mensual?

a) Si, llevo un registro escrito de mis ingresos y gastos.

b) Si, llevo un registro mental de mis ingresos y gastos.

c) No, pienso que es perder el tiempo.

 

5. En enero hay pagos importantes que hacer: el impuesto predial y otras obligaciones… ¿Cómo piensas cubrirlos?

a) Una parte del décimo tercero lo apartaré para estos gastos.

b) Probablemente tendré que pedir prestado.

c) Para qué pensar en eso, si todavía no llega ese día.

 

6. ¿Qué harías con tu décimo tercero?

a) Liquidar deudas y comenzar un plan de ahorro e inversión.

b) Cumplir algunos deseos y pagar parte de mis deudas.

c) Gastarlo en ropa, tecnología y otros “lujos” que me merezco.

 

7. Tienes un fondo de ahorro para emergencias:

a) Sí, al menos tengo ahorrado tres meses de mis gastos mensuales.

b) Lo he intentado en el pasado, pero termino siempre usándolo como mi “caja chica”

c) No, para eso está la tarjeta de crédito.

 

8. Entre tus propósitos de año nuevo ¿está iniciar un plan de ahorro o inversión?

a) Sí, para alcanzar mis metas financieras.

b) No, primero quiero liquidar mis deudas.

c) No, no me alcanza mis ingresos para ahorrar, mucho menos para invertir.

 

9. La cuesta de enero es:

a) Un mito, enero será un mes como cualquier otro, si hoy administro mi décimo.

b) Una realidad: hay que apretarse el cinturón en esos días.

c) Una ley, cada año tengo que empeñar algo para ajustar mi mes.

 

10. ¿Tienes contratados seguros que respalden tu patrimonio?

a) Sí, tengo contratados los seguros que necesito.

b) No, aunque quisiera no me alcanza mi sueldo.

c) No, porque los seguros atraen malas energías

 

Resultados:

Suma todas tus respuestas a=1,  b=2 y c=3

 

10 – 16 puntos

Tendrás un próspero año 2016 debido a que eres preventivo, practicas el consumo inteligente y usas el crédito a tu favor.

 

17 – 23 puntos

Es incierto tu futuro financiero. No se puede decir cuál es tu futuro balance de este 2015, pero estás a tiempo de cambiar ese resultado. Te recomendamos ser más cauteloso en tus decisiones, no malgastar tu décimo tercero, guardar una parte de éste para los gastos de enero y otra parte para iniciar tu plan de ahorro e inversión que te permita realizar cambios significativos en tu vida financiera. Si usas el crédito, analiza primero tu capacidad de pago.

 

24 – 30 puntos

Estás en aprieto con tus finanzas. No te preocupa el futuro, sin embargo comprometes el presente. Cambia de rumbo y aprovecha tus ingresos extras en diciembre para ordenar tus finanzas e iniciar el nuevo año con pie derecho. No cometas los mismos errores del pasado.