Recibe una medalla al buen comportamiento ambiental

Recibe una medalla al buen comportamiento ambiental

Autora: Lourdes Hernández

¡Qué bienestar nos da caminar descalzos por la playa o por el césped! ¡Qué alegría ver a los hijos jugando en el campo, subiendo a los árboles, mirando los animales!

Experimentar la naturaleza es bueno para la salud del ser humano, para su fisiología y su mente. Salir del área urbana e ir a recorrerla, sembrar árboles, cuidar el ambiente, se convierte en un acto sanador, divertido y… económico.

¿Por qué las empresas deben ser sostenibles?

Sostenibilidad significa que tu actividad, producto o hábito beneficie a la sociedad, a tus finanzas y al planeta. Las empresas deben rendir cuentas, no solo de su rentabilidad financiera sino también de que sus operaciones no hagan daño a personas vulnerables como niños, ancianos, o a las comunidades. Tampoco al agua, aire, tierra, es decir al ambiente.

Cada empresa, grande o pequeña, debe evaluar su gestión en aspectos desde anticorrupción, salud ocupacional, seguridad laboral, pago de impuestos, consumo de agua, biodiversidad, emisiones de CO2. Así como se debe pagar multas por atrasos en pago de impuestos o incumplimientos laborales, también pagará multas por daños al ambiente y deberá mitigar o recuperar lo dañado.

Una empresa que descarga químicos al río recibe una multa y debe limpiar el agua contaminada incurriendo en costos elevados a su presupuesto.

Una industria que produce toneladas de emisiones de CO2, debe compensar sembrando árboles para crear bosques o “bancos de carbono”.

¿Qué hábitos sostenibles debes adoptar en tu vida diaria?

Intenta que respetar el ambiente sea un eje que atraviese tu plan de vida.

Si tu meta es ahorrar las fundas plásticas de las verduras del supermercado, anota en tu cuaderno el número de fundas que has ahorrado al ambiente cada mes. ¡Esta medición se convierte en una medalla al buen comportamiento ambiental!

Añade más indicadores sostenibles, año tras año. Aquí algunas ideas:

Capacita: Aprende más sobre productos naturales, amigables con el ambiente y comparte. Si sabes de ecología, capacita a tus seguidores en redes y/o busca espacios para llegar al público, como una radio comunitaria, una columna digital, etc. Comparte tus logros ambientales.

Cuida el agua: Reducir su consumo al mínimo. Evitar su desperdicio. Recolectar agua para regar la huerta o el jardín, ya sea de la lluvia, ducha, de lavar las verduras y frutas. No verter químicos ni grasa en los desagües de la cocina o la casa.

Cuida el aire: No fumar ni prender fuego a hojarasca y matorrales, e informar a los bomberos ante esta situación. Revisar el estado de combustión del automóvil. Hacer compras locales y evitar el auto en viajes innecesarios; caminar o ir en bicicleta.

Cuida la tierra: No verter químicos, lacas, grasas en la tierra. Sembrar la mayor cantidad de árboles y plantas nativas. Denunciar la deforestación y ayudar a cuidar áreas protegidas. Evitar el hiper-consumo, los empaques, agua embotellada, productos, textiles, materiales contaminantes. Llevar en el carrito de compras las verduras y frutas sin funda innecesaria; empacar todo en fundas de tela o canasta. El plástico de un solo uso será ilegal en pocos meses en Ecuador.

General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam