Cero excusas al manejar tus finanzas personales

Cero excusas al manejar tus finanzas personales

Tu situación financiera puede verse afectada por la falta de enseñanza en manejar bien tu dinero, por la falta de disciplina o una mala actitud hacia la administración de tus finanzas personales. Generalmente te llenas de excusas de por qué no estás manejando correctamente tus finanzas. Según Creative Money, hay tres tipos de excusas que se anclan en tu cerebro y te impiden manejar de mejor forma tus finanzas:

1.- Excusas de elección: la frase más famosa es “no puedo hacerlo porque no tengo tiempo”. Por ejemplo, buscas mejorar tu situación financiera pero no tienes intenciones de salir de tu realidad actual como tu situación laboral, ajustar tus gastos o cambiar tu estilo de vida. Otra situación común es cuando empiezas a trabajar en un presupuesto, creas un archivo Excel o un registro de gastos; sin embargo, pones de excusa que tienes mucho trabajo y que se te olvida hacerlo. Lo interesante es que en otras áreas sí puedes hacer dos cosas al mismo tiempo.

2.- Excusas de frecuencia: la frase más común es “no pasa nada si rompo la regla de vez en cuando”. Un hábito es un hábito y si tú estás enfocado en salir de tus deudas y empezar a ahorrar esa debe ser tu prioridad. Si de pronto recibiste un dinero extra, no caigas en la tentación de gastarte todo en un deseo, enfócate en tus prioridades. No rompas las reglas que pueden tener consecuencias negativas como que no alcances tus metas en el tiempo esperado.

Para que esto no te suceda, debes trabajar en tu disciplina y compartir tus metas con otras personas que te apoyen en conseguirlas.

3.- Excusas de contexto: si la frase empieza con un “es que….” Y se complementa con un “estoy de vacaciones” o “es fin de semana”, esto se convierte en otro obstáculo que tú mismo te lo impones en el camino.
Recuerda que la planificación es importante cuando se trata de dinero, así que decisiones como comprar un regalo no programado o aceptar una invitación para irte de paseo, suelen tener detrás emociones escondidas y pueden perjudicar tus finanzas.

¿Qué hacer para evitar estas excusas?
El primer paso es verificar cuándo usas algunas de estas frases en tu vida. El segundo paso es tomar acción antes de hacer la compra o el gasto. El tercer paso es evitar a toda costa tomar malas decisiones de gastos innecesarios. Finalmente se constante en tus planes y verás cómo alcanzas tus metas.

General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam